G2 cubano
Foto archivo

Es evidente que el régimen tiene como política central el aprovechamiento de los recursos del país para cumplir objetivos oscuros globales de gobiernos explotadores, y del crimen organizado, todo obviamente fuera de los contrapesos de la Constitución y las leyes sin detenerse en las funciones de la Asamblea Nacional relativas a los trámites necesarios para la aprobación y control de grandes contratos que afectan al patrimonio nacional. Solo por esta, entre muchas razones, es su empeño de llevar a cabo elecciones de los integrantes de dicho cuerpo legislativo para lavar la cara a los trámites ilegales de contratos y tratados anónimos ejecutados por miles de millones de dólares cuyo alcance solo unos pocos saben, y además, de cuanta empresa pública o privada ha traspasado a los invasores en absoluto desconocimiento nacional.

Independientemente de los resultados de las elecciones parlamentarias que llevarán a cabo, desean fortalecer su posición con el doble propósito de acusar a los países democráticos de interventores y responsables del bloqueo, tener a su disposición un coro que pregone sus virtudes en lugar del desaguisado público, y lo complemente con la llamada Ley Antibloqueo que permitirá hacer despectivamente a un lado la Constitución, lo cual aprovechará para reformar o eliminar leyes a su conveniencia, mostrar con apariencia de legalidad sus fechorías, anular derechos políticos, reformar el territorio a conveniencia y lograr la soñada centralización bajo poder militar del Estado comunal.

La estrategia está dirigida a consolidar el apoderamiento empresarial de manera masiva, venderlas o cederlas a sus socios extranjeros, lo cual le permitirá perfeccionar sus maltrechos ingresos coyunturales a través de la figura hartamente utilizada de asociaciones estratégicas, cuya fórmula comenzó hace más de tres lustros basadas a su vez en una política cubana de colonización.

Como la memoria es corta, deseo refrescar que hemos sido esclavizados y no nos hemos dado cuenta. Cuba logró disponer de dos peones principales sujetos a las directrices y ordenes de los Castro para apoderarse de enorme cantidad de recursos financieros como regente de la provincia llamada Venezuela.  A partir de los años 2004 se estimuló la intervención de los procesos electorales para instrumentar con apariencia democrática las estrategias planeadas de lo que se ha dado llamar socialismo del siglo XXI.

En un trabajo minucioso de IPOP sobre el apoderamiento de capitales y de empresas venezolanas, se documenta como se dio inicio al proceso de desnacionalización, las cuales cayeron en las manos ávidas de poder y enriquecimiento del gobierno cubano. El inicio del plan comenzó con el adoctrinamiento militar con la visión global de comunismo. Misiones militares oficiales van sistemáticamente a Cuba, y asisten a cursos de carácter ideológico y de operaciones militares, tales como el entrenamiento de la aviación de combate, donde los oficiales venezolanos operan el equipo aéreo ruso bajo el control del “Bloque Regional de Defensa,” de esta forma, contribuyen a dar apoyo militar a los gobiernos o grupos revolucionarios de la región bajo el lema cubano “patria, socialismo o muerte”. También se crea la articulación de inteligencia militar criolla y se ha puesto bajo control total de la agencia de seguridad G2

Multitud de testimoniales han puesto de manifiesto no solo el número de efectivos, militares, paramilitares y personal aparentemente civil que se ha colado en las organizaciones oficiales sin límite ni medida ejerciendo el control de la dominación cubana en la vida nacional en pleno uso operacional, donde los cuerpos de inteligencia controlan la información vital de la república, apoderándose de las oficinas de identificación nacional, registro electoral, registro mercantil, notarías y de empresas estratégicos, tales como las de comunicaciones, servicios aduaneros e inteligencia nacional.

La siguiente fase les ha permitido que sean otorgados documentos de identidad sin discriminación a personal cubano y a la red de activistas internacionales de países terroristas y, por supuesto, a sujetos del partido oficial con fines electorales y de activismo en otros países. El manejo de la base de datos condujo a la corrupción del registro electoral y toda la secuela de irregularidades que se han demostrado  que dieron origen a los fraudes continuados  Los procesos informáticos fueron cedidos a Cuba incluyendo la conexión submarina de fibra óptica y para tal fin, se creó la empresa Guardián del Alba, S. A., propiedad de mayoría accionaria cubana para desarrollar proyectos informáticos y adiestramiento ideológico para las escuelas y dar soporte en la distribución masiva de computadoras denominadas Canaima.

Cuba inicia en el año 2008 la más grande intromisión extranjera en Venezuela, apoderándose literalmente de la industria petrolera, su comercialización y transporte. La primera jugada táctica se expresa mediante el control de la distribución petrolera y petroquímica, importando un volumen de petróleo de más de 159.000 barriles de petróleo diariamente, procesando parte del mismo en la refinería de Cienfuegos totalmente remodelada con una inversión de más de 3.000 millones de dólares. En 1990 esa refinería estaba en completa ruina. Hoy en día es un emporio para el procesamiento de crudo y en consecuencia comercializa su producción, y vende en los mercados internacionales los excedentes mediante un pingue negocio sin pagar la factura en ninguna de sus fases a nuestro país.

Es una desgracia intolerable que ante la ausencia de gasolina vemos partir regularmente buques con este producto para consumo cubano sin contraparte y a costilla del pueblo venezolano. Todo ello, bajo control de la empresa Transalba integrada por Pdvsa Cuba S.A. y Cubana Internacional Marítima, S. A. quienes operan diez tanqueros, apropiándose de dos de ellos y comercializando el flete de ocho y de los que enlazan el transporte de hidrocarburos, burlando el denominado bloqueo económico en asociación delictiva con Irán y otros países mediante el apoyo a la operación comercial de PDV-Cupet S.A y Cubana de Petróleo

En relación al sistema eléctrico venezolano, el régimen regaló instalaciones y proyectos llave en mano a la isla y constituyo un proyecto integrado entre Corpoelec, Edelca y Fundelec para operar y administrar al increíblemente ineficiente sistema eléctrico nacional cuya nómina de supuestos expertos, no solo ha arruinado el sistema, sino que constituye una sangría permanente de divisas y el manejo del oscuro negocio de comercializar plantas eléctricas cuya fuente de coimas es el mejor negocio del mundo. Para cerrar el circuito comercial, Puertos del Alba, S. A. con un capital financiado por el erario público controla la administración y mantenimiento de los puertos, aeropuertos y carreteras. Albamar S. A. adquirió la empresa Ferryven quien evaporó al menos 300 millones de dólares. Así mismo, lo hizo Ferrola, S. A: del ferrocarril Barquisimeto-Puerto Cabello y la operación de los autobuses comprados a Bielorrusia.

Es necesario destacar el apoderamiento del sector turístico, sin mayores detalles los cubanos han tenido una mina en sus ingresos al controlar el sistema hotelero Venatur apoyados en su asociada Cubanacan, ello ha incluido la expropiación en Venezuela de las cadenas internacionales hoteleras haciendo Cuba las veces de operadora de la herencia hotelera distribuida en el territorio nacional. Los esquemas administrativos de esa operación y en áreas estratégicas en las islas venezolanas como La Tortuga son secretos bien guardados.

Alba Bolivariana C. A., a cargo del gobierno cubano, se ha ocupado del desarrollo de viviendas usando mano de obra china, contratistas corruptos y comerciantes especuladores para la construcción de un urbanismo que ocupó por expropiación una enorme cantidad de terrenos ubicados en las principales ciudades acompañados del esquema propagandístico de la Misión Vivienda. No hubo lugar que no fuera invadido o expropiado sin retorno a sus propietarios, construido de manera no reglamentaria y de infraestructura fuera de normas urbanas. También, ha sido soporte de la llamada Misión Barrio Adentro, administrada o más bien arruinada por una horda de cubanos que se dicen médicos cuya formación y titulación está en duda, con la improvisación nunca vista que le ha costado la vida a más de un compatriota, unido a la aberrante política de santería y uso de “medicamentos” importados que representan otro negocio muy lucrativo para los cubanos y sus cómplices nacionales.

La lista de empresas y acciones administrativas es larga y documentada, la cual pueden leer en “Venezuela provincia cubana”, escrita por el suscrito, sin embargo, no podemos dejar de citar en este trabajo, a los complejos azucareros que condujeron a un plan de desarrollo cubano, por supuesto fracasado, cuya propaganda hizo ver que sería la maravilla del mundo, hoy tanta fantasía se ha diluido También es de recordar la expropiación de empresas importantes en materia de logística agroindustrial como fue el caso de la internacional Cargill y de Agroisleña. Tampoco se puede dejar de lado el tema pavoroso que está provocando la destrucción de uno de los recursos más importantes de Venezuela, el denominado Arco Minero, que comenzó con la creación de una empresa cubana para la explotación indiscriminada de los recursos y ha continuado con la participación de otros países del eje socialista y de intereses indiscriminados de organizaciones criminales a quienes solo les importa el negocio del oro, de minerales estratégicos, diamantes y explotación de recursos complementarios sin importar los daños ambientales en el bosque amazónico, ni el daño a los ríos madres del territorio. La empresa Fensa que comenzó interviniendo la extracción de material ferroso, el procesamiento del hierro, el acero y el aluminio no solo se llevó por delante a las empresas estratégicas de Guayana, sino que perfeccionó los contratos con los gobiernos chinos, rusos, iraníes y sirios, con protección del ELN y de intereses foráneos como el de la India, Turquía, Pakistán y otros territorios para entrar sin misericordia a territorio minero, explotar sin límites toneladas de minerales que se venden a granel, se contrabandean, comercializan por debajo de la mesa, y enriquecen a funcionarios civiles y militares que exterminan etnias y humillan a la población civil sin ningún tipo de consideración,

El corolario del llamado apoderamiento empresarial  es de un país en remate, el cual adquiere ahora otras dimensiones, se anuncia la profundización de una estrategia que acabó con el sistema productivo a través de un nuevo orden y que ahora toma por excusa el bloqueo internacional para entregar los despojos que ha dejado la operación anterior en manos invasoras, las cuales sacan provecho  hasta de la última gota de una economía en quiebra como un remate formidable y que ahora, el régimen aspira a liquidar como una venta de garaje todo el repele que este sistema depredador ha dejado.

Si logramos la expulsión del régimen del poder por los desmanes cometidos, nos va a costar sangre y sudor reconstruir la transcompleja red productiva y el rescate de las empresas que nos robaron.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo