Síntesis del artículo anterior

En el artículo de fecha 23-03-2021 se expusieron y analizaron dos teorías económicas vigentes, llamadas keynesianismo y monetarismo. La mayor diferencia entre ellas es el grado de intervención por parte del Estado en la economía, pero ambas conducen hacia la generación de montos exponenciales de liquidez monetaria –se observa en los gráficos crecientes con forma de “cobra en posición de ataque”– mediante la producción de dinero sin respaldo por parte de bancos centrales y comerciales, cuyo valor disminuye con el paso del tiempo, lo que genera inflaciones (reales u ocultas) y recesiones económicas que arruinan a ciudadanos y países, aunque los especuladores, al igual que en la historia del Titanic, “bailan mientras las economías se hunden”.

Lo peor de esas teorías es despreciar la historia de la economía y por tal razón, los errores del pasado se repiten cíclicamente: los pocos países privilegiados, productores de las “monedas de reserva”, cuando llegan a su punto de inflexión recesiva que los quiebra y que además logra envilecer las monedas de los otros países por las “devaluaciones supuestamente competitivas”, en las que sus ciudadanos son expoliados, arruinados y esclavizados, justifican en el más simple de los casos las manipulaciones, sanciones y bloqueos a otras naciones o, en el peor de los casos, justifican el uso de la violencia y el belicismo para tratar de resolver sus problemas económicos. Así lo hicieron sociópatas y psicópatas como Napoleón Bonaparte (después de la Revolución francesa) o Adolfo Hitler (después de la República de Weimar), cuando sus países quedaron arruinados por la hiperinflación producto de las expansiones astronómicas de liquidez y entonces decidieron hacerle la guerra al resto del mundo para salir de las graves recesiones ocasionadas por sus malas praxis monetarias.

Nueva teoría propuesta

Como criticar las teorías existentes producidas por investigación, esfuerzo e ingenio de nuestros predecesores, sin aportar soluciones alternativas, es muy fácil pero irresponsable, no quisiera hacer parte de esa mala práctica. Por lo tanto, habiendo sido testigo de los efectos que no pudieron prever los investigadores del pasado, a continuación presentaré algunas sugerencias desde un punto de vista diferente, para recuperar, estabilizar y mantener con equidad las economías colapsadas, teniendo en cuenta que estas propuestas intentan postular una teoría económica alterna, que en fecha 19-12-2016 llamé “El Equitativismo”, como un concepto derivado de la palabra equidad, entendiendo que este término significa justicia con igualdad y libertad, lo que constituye una virtud que implica no favorecer a unos pocos en detrimento de los demás.

Las acciones y reglas sugeridas por esta teoría son:

  1. Rescatar y mantener el valor de la moneda nacional de tal forma que la relación:

V = PIB/Liquidez

Sea siempre una constante independiente del tiempo, lo cual implica promover el incremento racional de la producción y ajustar la liquidez en función del PIB, permitiendo que la oferta monetaria fluctúe (aumentando o disminuyendo) y así se pueda mantener siempre una inflación cercana a cero, con una moneda de valor estable.

Esta acción ayuda a revertir malas praxis monetarias anteriores y logra recuperar la economía, si se tiene en cuenta la existencia del postulado que indica «si quieres destruir a un país, comienza por corromper su moneda» lo que se logra con expansiones o devaluaciones del signo monetario nacional.

2. Respaldar al 100% la moneda nacional con un activo tangible como es el oro que posee valor intrínseco, lo que implica eliminar el concepto de dinero fiat, debido a que este dinero sería totalmente redimible, siendo un pasivo monetario que tiene una contrapartida real en los activos.

Esta acción se utilizó en el pasado para reconstruir economías colapsadas como la de Francia, después de la Revolución francesa, creando el franco de oro por Napoleón Bonaparte; y la economía global después de la Segunda Guerra Mundial con los acuerdos de Bretton Woods, respaldando y redimiendo al dólar de Estados Unidos de América con oro físico.

3. Usar la compra venta de moneda extranjera y el manejo honesto de cuentas bancarias en divisas, como herramientas eficaces complementarias para ajustar y mantener en sus valores óptimos a la variable liquidez en moneda nacional.

4. Mantener la relación:

Liquidez / Base_monetaria = 1

Lo que significa eliminar el uso de la reserva fraccionaria y por ende que todo el crédito se otorgue solo con dinero de la base monetaria, como producto de los ahorros y los depósitos de los clientes bancarios, siendo que todo dinero emitido por los bancos centrales debe estar debidamente respaldado por oro.

5. Recapitalizar los bancos comerciales y mantener la relación contable:

(Capital + Patrimonio) / Activos >= 0,5

Con las reglas 4 y 5 los bancos centrales podrán recuperar la capacidad de controlar de forma eficaz toda la oferta monetaria y generar disciplina financiera para que el otorgamiento de crédito sea más exigente y con mayores regulaciones para evitar impagos.

6. Teniendo en cuenta que al mantener la inflación cercana a 0 %, la tasa de interés real máxima no deberá ser superior al 12% anual que es bastante alta y ningún crédito bancario podrá ser otorgado para apalancar actividades especulativas.

7. Entender, explicar y utilizar el concepto de magnitudes reales o relativas en vez de magnitudes nominales o absolutas, lo cual conduce a las siguientes tres sugerencias adicionales.

8. Con un billete de por ejemplo 100 unidades monetarias se debe poder comprar siempre un bien específico en la misma calidad, siendo que la figura y la cantidad de ese bien de referencia deben estar impresas en el reverso del billete, aunque puede existir dinero digital, pero siempre es recomendable que exista una parte de dinero en físico, para mantener en funcionamiento la economía en caso de contingencias, catástrofes o guerras.

9. El salario mínimo real diario no deberá estar nunca por debajo de los 2 kilogramos de carne de res de primera calidad, independientemente de su precio nominal, es decir, que el salario real mínimo mensual debe ser de al menos 60 kilogramos de carne bovina para que el ciudadano pueda recuperar la energía vital, que necesita para ser productivo y esto ayudará a blindar al salario real de los efectos de la inflación y de las devaluaciones en caso que las hubiera, considerando que cada mejora de salario real por incremento de la productividad implicará que el trabajador pueda adquirir mayor cantidad de carne u otros bienes que prefiera.

10. El precio de un bien, como por ejemplo la carne de res, debe usarse como índice para fijar los precios reales de los demás bienes y servicios y así poder trabajar con precios y salarios reales o relativos, que son los portadores de la información relativa a la escasez, en vez de seguir usando magnitudes nominales o absolutas, que solo confunden a los ciudadanos, al hacerles creer que montos con muchos ceros significan riqueza y éxito, lo que es una ilusión monetaria, hasta que logran percatarse muy tarde de que las cifras astronómicas nominales sin valor conducen a la ruina y por esto se requiere que el precio real del bien de referencia como sería la carne de res, sea fijado con base en el estudio honesto de sus costos reales.

11. Si existían controles cambiarios del pasado es necesario eliminarlos, no satanizar la tenencia de divisas y permitir el uso de las cuentas en moneda extranjera en el país, que deben funcionar debidamente, sin restricciones y que las divisas circulen libremente, como cualquier otro bien, para que los inversores puedan traer sus capitales y los ciudadanos que están fuera del país, puedan enviar las remesas a sus familiares y los ahorros en el exterior regresen y sean usados en beneficio de la nación, en vez de estar obteniendo intereses pírricos o negativos, pagando altas comisiones y corriendo riesgos en bancos inestables de paraísos fiscales o en otros países, donde las tasas de interés reales están cercanas a cero o son negativas y no lo pensarán dos veces para confiscar el dinero ajeno, con cualquier tipo de justificación.

Nota: En Venezuela desde el año 2012 el Banco Central autorizó la oferta de abrir cuentas en divisas en la banca nacional dentro del país, mediante el convenio cambiario Nro. 20. Algunos entes financieros que lo suscribieron, sin embargo, colocaron diferentes restricciones de movilización a nivel nacional, aunque abrieron sucursales en el exterior, algunas de las cuales quebraron y actualmente los fondos depositados en las cuentas en divisas de bancos locales que son custodiados por el BCV están en el limbo, pues ese convenio fue sustituido en el año 2018 por el convenio cambiario Nro. 1. La banca permite depositar divisas pero solo acepta retirar o transferir bolívares, lo cual es una práctica que hace perder la confianza a los clientes que quieran manejar la divisa de su elección. Por tal razón, esta praxis debería ser corregida por parte de las autoridades monetarias y financieras, pues pareciera una especie de corralito para las divisas y si se quiere salir de la crisis es necesario tener reglas muy claras y banca ética.

12. Las fuerzas vivas de una nación se pueden clasificar en cinco grandes grupos que son: productores, distribuidores, comercializadores, consumidores y gobierno.

Como es necesario que exista equidad entre todas las partes, donde el gobierno a través de un diálogo conciliador y permanente sea el árbitro por excelencia que polarice la entropía de esas fuerzas vivas de producción, distribución, comercialización y consumo, generando una sinergia que se traduzca en el buen funcionamiento de la oferta agregada y la demanda agregada, de tal manera que exista un equilibrio estable y precios reales equitativos, con salarios reales equitativos, que deben ser revisados y corregidos periódicamente. Así se lograría una economía saludable, basada en la productividad y en la producción de bienes, servicios y conocimientos, que son los elementos que constituyen la verdadera riqueza, prosperidad y bienestar de las naciones, debido a que solo el dinero per se no es más que una metáfora de la riqueza.

La función del dinero debería ser constituir una unidad de cuenta, intercambio y mantenimiento de valor, pero esto no se cumple a cabalidad porque las teorías económicas actuales se sustentan en la pérdida permanente del valor del dinero, que les expolia a los ciudadanos el fruto de su trabajo e inversión, lo que conduce a las crisis económicas cíclicas.

En esta visión de la economía, de acuerdo con la teoría de juegos (ciencia que pertenece a la investigación de operaciones) coloca al sector gobierno como el árbitro por excelencia, en vez de ser el espectador pasivo del monetarismo o el jugador activo del keynesianismo, porque la economía debería ser un juego donde todos ganan y no un juego de suma cero, donde lo que ganan unos lo pierden otros o peor aún, un juego de suma negativa donde todos pierden.

Postulado monetario final

Cuando exista un país que emita dinero que sea verdadera reserva de valor, respaldado con activos tangibles como es el oro y sea redimible: el capital, el trabajo, el talento, los conocimientos, los bienes y los servicios fluirán y se establecerán en esa nación y por la ley de Gresham los ciudadanos atesorarán su moneda, repudiando las otras monedas sin valor.

Esta es la solución monetaria que deberían ofrecer los gobiernos sensatos a sus países, tal como ocurrió durante el Renacimiento en Florencia con el Florín de oro, después de la Revolución francesa en Francia con el Franco de oro, en Venezuela entre 1918 y 1974 con el Bolívar de oro y luego en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial con los acuerdos de Bretton Woods, con un Dólar redimible por oro.

Con esas monedas honestas se evitaban las aberraciones actuales que permiten crear dinero de la nada en cantidades astronómicas, lo que hace colapsar a las economías y arruina a trabajadores y empresarios de la economía real, dejando a los países llenos de cinturones de óxido, miseria y delincuencia, aunque hayan sido grandes potencias en el pasado.

Para concluir con una moraleja, tenemos la historia del brillante y respetado filósofo griego Aristóteles, quien defendió la teoría geocentrista que estaba errada y se requirieron cerca de 2.000 años para que Copérnico postulara la nueva teoría heliocéntrica y Galileo con el uso del telescopio confirmara que la Tierra no era el centro del universo, a riesgo de perder su vida en la horca o la hoguera, por ser considerado un hereje. Esto indica que la humanidad no puede ser esclava de dogmas o pensadores del pasado, por más brillantes y respetables que hayan sido, debido a que “la verdad es relativa y por lo tanto debe ser cuestionada y actualizada con el transcurrir del tiempo”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo