Syrah cepa conocida en todo el mundo, de origen incierto; la teoría más difundida señala que es originaria de Schiraz, población persa; llevada por los griegos a Hermitage, Francia, en el siglo VI; también se le cree, originaria de Syracuse, en Sicilia, Italia; lo cierto es que actualmente no existe en estos lugares, estimándose además que ya en el siglo III, se encontraba en Francia.

Se ha extendido por todo el mundo, cultivándose unas 287.000 ha; en Australia, es la cepa más importante, donde al igual que en Argentina, se le llama Shiraz; también existe en Estados Unidos, Nueva Zelanda y España; en Italia es conocida como Neretto di Salluzo; en Túnez y Marruecos como Sirac, encontrándose también en Grecia, Sudáfrica, Chile, Brasil y México. En Venezuela fue introducida en 1986 en el proyecto de investigación realizado por Bodegas Pomar, siendo una de las mejores cepas tintas de los viñedos de Altagracia (Carora). Allí se cultiva en suelos franco arenosos profundos, de baja fertilidad, con un ciclo de producción de unos 125 días entre poda y cosecha, rindiendo alrededor de los 4 a 5.000 kg/ha, por cosecha, dos veces al año.

Cepa de crecimiento medio, brotación y maduración algo tardía; racimos cilíndricos, de tamaño mediano, con  frutos pequeños, de color negro azulado, piel fina y pulpa suave. Cepa de zonas cálidas y suelos poco fértiles. Los vinos de Syrah son muy variables de acuerdo al terroir; se obtienen vinos desde color rubí intenso hasta granate, de mediana intensidad, con aromas a frutas rojas silvestres, trufas y tabaco, muchas veces especiados y ahumados. Varían desde ligeros y bajos en taninos, hasta estructurados con taninos que le permiten envejecer muy bien tanto en barrica como en botella.

Los vinos de Syrah más afamados son los del Vallée du Rone en Francia, como “Cote Rotie”, “Condrieu”, “Cote du Rhone”, “Hermitage” y “Crozes-Hermitage”; también participa en el ensamble de los vinos “Chateau-neuf du Pape”, y de vinos del Midí y Provence. En Australia se obtienen excelentes y típicos vinos, igualmente se destacan vinos en Estados Unidos, Chile y Argentina.

En Venezuela se conoce por los excelentes vinos de guarda producidos en Carora, por Bodegas Pomar, los cuales son medianamente robustos, afrutados y especiados; de taninos recios, cuando jóvenes, que evolucionan a taninos suaves, sedosos y elegantes luego de su crianza en barricas y afinamiento en botella.

    [email protected]