Se puede decir que los seres humanos somos únicos, originales, sin comparación, pues, aunque siempre nos encontramos en una búsqueda continua de nuestro equilibrio emocional y bienestar físico, durante el transcurso de nuestra vida vamos constituyendo una identidad que nos distingue. Esta nos brinda características propias desde el punto de vista personal diferenciándonos de los otros, lo que influye en nuestra forma de actuar, y además, nos facilita nuestra integración con los distintos grupos sociales.

La cualidad más grande que tenemos es nuestra individualidad y esta influye en el papel que cumplimos en el mundo. Por esta razón, todos somos diferentes, tenemos necesidades y motivaciones distintas, basados en que, desde nuestro nacimiento, contamos con un origen particular. Por eso, es relevante aprender a reconocer cuál es nuestra naturaleza, pues eso se transformará en una información muy útil para nosotros, ayudándonos a dominar el autoconocimiento, para de esta manera poder tomar las mejores decisiones en pro de nuestro bienestar.

Por otro lado, es relevante mencionar que podemos afrontar experiencias similares a las de los demás, pero, a pesar de eso vamos a experimentarlas de forma muy distinta, cada uno desde su perspectiva. Estas situaciones las vivimos desde una realidad particular, por eso se puede decir que tiene su propia validez, pues, no existe una verdad absoluta en cuanto a cuál es el mejor camino, ya que, el que nosotros consideramos correcto no es necesariamente el acertado para los demás.

De allí, la importancia de demostrar respeto a las distintas maneras de observar las circunstancias, y entender que todos somos libres de tomar nuestras decisiones. No debemos criticar o cuestionar, sino por el contrario, hay que fortalecer la tolerancia suficiente, pues tenemos que respetar el libre albedrío, lo cual es un derecho de todos. Por eso, hay que hacer un esfuerzo en lo personal y analizar si estamos demostrando aceptación a la singularidad existente en los otros, en su forma de ser y de actuar en la vida, pues, si no es así, no disfrutaremos de la tranquilidad que necesitamos.

Debemos recordar que realmente somos originales. Nunca encontraremos otra persona totalmente igual a nosotros y muchas veces esto se nos olvida, lo cual es determinante para entender que nuestra presencia en el mundo también está delimitada por la naturaleza que nos identifica y por nuestra individualidad.  Asimismo, cada uno de nosotros tiene una forma particular de vivir, con sus propias habilidades para crear la vida que desea.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo