Señorita rock & roll, me envolviste el corazón. Que no acabe septiembre nunca más, que está esperando por los dos“. (Borja Casado. Señorita rock & roll).

Twitter, haz tu magia.

Si ustedes, como yo, son usuarios asiduos de Twitter, habrán leído esta frase en más de una ocasión. La red social, para bien o para mal, es un inmenso contenedor de ideas, opiniones, quejas, frases vacías, información, desinformación y también, en numerosas ocasiones, peticiones de ayuda. A veces, de un modo solapado. Otras, de una forma literal.

Hay insignes tuiteros dedicados en cuerpo y alma a retuitear toda clase de peticiones de ayuda, desde gente desaparecida hasta perritos extraviados. Yo, sin embargo, creo que hay que filtrar un poco este tipo de tuits, ya que, si no, corres el riesgo de desvirtuar tu cuenta.

Recuerdo que Arturo Pérez-Reverte, retuiteador impenitente de mascotas extraviadas, me bloqueó, y me sigue teniendo bloqueado porque, en una ocasión en que intentó ponerse trascendente en Twitter le dije que se fuera a adoptar algún perrito.

Tengo una amiga que dice que ha perdido la fe en el género humano. Disiento completamente. Es verdad que la vida, día a día, nos da motivos para tal aseveración. Yo mismo, por ejemplo, me autodefraudo, si me permiten el término, varias veces al día. Pero también es cierto que el ser humano es capaz de las mayores proezas, del altruismo más loable, en numerosas ocasiones.

En cualquier caso, volviendo a las redes sociales, es verdad que son un instrumento asombroso para la difusión de todo tipo de causas, creaciones, eventos, que de otro modo quedarían en el ostracismo o serían muy difíciles de difundir. Solo la televisión ha tenido tal alcance, pero salir en televisión es algo que está al alcance de muy pocos.

Yo mismo soy un ejemplo del poder de las redes sociales, gracias a las cuales empecé a dar a conocer mi trabajo y que, en un año, gracias a la oportunidad que Fan Fan, a través de su director  y ya, por obra y gracia de Twitter, amigo entrañable, Alfredo Urdaci, me ofreció de pasar de la afición a la profesionalización, me han conducido a poder publicar en distintos medios. Esto, hace veinte años, hubiera sido casi imposible.

La red social me ha proporcionado la oportunidad de contactar con personas que antes estaban en mi ideario personal, en el Olimpo de los dioses o, al menos, de los dioses mediáticos. Periodistas, escritores, músicos o actores de talla internacional están, en cierto modo, al alcance de cualquiera. Al menos, de una forma fidedigna, puedes lanzar tu opinión, tu petición o tu comentario a cualquiera de ellos.

Es cierto que son pocos los que se toman la molestia de contestar, o puede ser que la cantidad de comunicaciones que reciben les desborde de tal forma que les sea imposible hacerlo. Por eso, cuando ocurre el milagro, como me ha ocurrido a mí, de que algunos de estos fenómenos empieza a interactuar contigo, y más si es porque le gusta lo que haces, te das cuenta del poder de la comunicación global.

Así pues, siempre he defendido que las redes sociales te dan oportunidades que de otra manera hubieran sido cosa de ciencia ficción.

Hace unos meses, debido a uno de mis artículos, tuve la fortuna de que comenzase a seguirme Borja Casado ( @franpenat ). Para quien no conozca a Borja, se trata de un cantautor de origen castellonense pero afincado en Murcia con una larga trayectoria de trabajo musical. Cuenta con 15 discos publicados entre singles y LP.

Yo soy un cantante de ducha cojonudo, por lo que siempre he sentido una especial admiración por los músicos, así que empezamos a interactuar en la red, como mutuos seguidores y empecé a descubrir que Borja era mucho más que un cantautor. Borja es, sobre todo, una persona altruista envuelto en un proyecto en el que lleva mucho tiempo volcando sus energías. Es, sin duda, un hombre movido por una pasión.

De este modo, a través de la mutua comunicación, pude conocer que Borja Casado estaba inmerso en la preparación de un nuevo disco, Durazno 46. Lo que, en principio, no supe es que el disco formaba parte de un proyecto global de colaboración con una sociedad sin ánimo de lucro llamada Soldados de Ainara.

Conocer este dato me produjo inmediatamente mucha curiosidad. Primero, por Borja. En estos tiempos oscuros del “que hay de lo mío “, que alguien empeñe su tiempo, su esfuerzo y, en muchos casos, su capital en favorecer a otros de una manera altruista ya llama la atención.

Es esta una época negra para la industria de la música, que, al no poder celebrar conciertos está sufriendo, enormemente, la crisis económica que ha venido asociada a la crisis sanitaria. Así pues, que alguien, con el trabajo ingente que supone grabar un disco, lo haga de forma desinteresada para favorecer una causa, aunque sea una causa que, indudablemente, merece la pena, es de por sí digno de elogio y admiración.

Descubrí entonces que Soldados de Ainara había nacido por el empeño de Paco Reina, un ciudadano murciano cuya hija, Ainara, de 11 años,  tiene la desgracia de padecer el síndrome de Cach, enfermedad extremadamente rara hasta el punto de que en España afecta solo a un número inferior a diez niños, dos de ellos en la región murciana.

Es esta una enfermedad cruel, degenerativa, que hace que niños nacidos aparentemente sanos comiencen a perder sus capacidades motoras aproximadamente a partir de los tres años, hasta quedar completamente imposibilitado su movimiento, su habla y su vista, para, finalmente, en la mayoría de los casos, perder la vida.

Me empeñé, pues, en conocer a Borja y en hacerle saber que, en lo que estuviera en mi mano contase conmigo para tan bello proyecto. En este punto, he de decir que yo me encuentro en la antesala de la popularidad, pero que el que da lo que tiene, no está obligado a más. Si la poca notoriedad que he podido alcanzar, a día de hoy, sirve para cosas como esta, ya ha servido para mucho.

Borja se mostró como él es. Entusiasta y receptivo desde el principio y me brindó el inmenso honor de, desde mi modestia, colaborar en este proyecto tan bonito, tan limpio y tan necesario, como es Soldados de Ainara. Esta colaboración se plasma en este y otros artículos para dar a conocer la sociedad y espero que, toda vez que ya me considero un orgulloso Soldado de Ainara, continúe mucho tiempo.

Otros, gigantes ante mi pequeñez, han colaborado también con Borja en este estupendo proyecto. Tal es el caso de David Summers, vocalista de los Hombres G. Aclaro quien es David por si esto se lee en Marte, porque en el planeta Tierra no necesita presentación. Por lo que me ha contado Borja y lo que sé por David, este no dudó un momento en colaborar en el proyecto. Esta colaboración, se ha plasmado en la grabación a dúo de la canción “Señorita rock & roll “, dedicada a Ainara Reina y que, por supuesto, aparece en el disco Durazno 46.

Creo que si existe un rango común entre los tres, aparte de las ganas de ayudar, es que los tres somos padres. Como padre, como madre, cualquiera de ustedes puede comprender, aunque siquiera intuir, el dolor que debe suponer ver así a tu hija, a tu hijo. Prefiero pasar la eternidad en el infierno, cosa que doy por seguro que ocurrirá, que tener que soportar ese sufrimiento.

Aun así, Paco Reina y su mujer, Sonia, decidieron sobreponerse al dolor y luchar, luchar hasta la extenuación, reclutando para las filas de los Soldados de Ainara a gente como Borja, como David, como yo. A cualquiera que, modesta o magníficamente, pudiese ayudar.

Por tanto, para finalizar, la única forma de que estos niños vean crecer su esperanza de tener una buena vida, pasa por encontrar fuentes de financiación para continuar con la investigación de este terrible mal.

A tal fin, Borja Casado lanzó el día 16 de abril de 2021 su disco Durazno 46, con la inestimable colaboración de David Summers, en todas las plataformas digitales.

Es una oportunidad única de adquirir un disco precioso, que, cuando lo escuchemos nos hará doblemente felices y, a su vez, engrosar las listas de los Soldados de Ainara, donde Borja, David y yo mismo ya formamos orgullosos.

Es obligación de los que, de un modo u otro nos sentimos privilegiados, no por motivos económicos, sino por las cosas que de verdad importan, tratar de aliviar a aquellos que, injustamente, no han tenido nuestra suerte.

Para terminar, os dejo los enlaces donde podréis recopilar toda la información necesaria.

www.soldadosdeainara.com

Todos con Ainara  (@SoldadosDAinara)

Borja Casado (@franpenat)

David Summers  (@DavidSummersHG)

Julio Moreno (@julioml1970)

¡Yo soy soldado de Ainara!


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo