Los asesinos, los ingratos, los maldicientes y los traidores han rebosado la medida de mi sufrimiento”. Simón Bolívar

La violencia no resuelve nada, al contrario, engendra violencia y las víctimas suelen ser aquellas personas que no toman parte en tales acciones, es decir, los sectores inocentes de la población, como ha venido ocurriendo en los últimos años. Los violencia desatada y generalizada en nuestro país tiene su origen en la crisis devenida como consecuencia de la ingobernabilidad, por culpa de un régimen que no ha sido capaz de cumplir con las más elementales necesidades de un pueblo, ávido de salir de tan espantosa situación económica por la que atraviesa, por lo que se encuentra desorientado, decepcionado, burlado, humillado y lo que es peor, hundido en la más espantosa y cruda realidad de un futuro sin horizonte cierto. Un pueblo que a pesar de contar con una carta magna, que cínica y pomposamente el difunto líder de la mal llamada revolución bolivariana la calificaba como la mejor del mundo, y peyorativamente la denominaba “Bicha” ha sido últimamente utilizada por Nicolás Maduro, para cometer las más grandes tropelías que jefe de Estado alguno haya podido perpetrar.

A ello se suma la influencia determinante del gobierno castrocomunista, que no oculta su injerencia en los asuntos venezolanos. Una prueba de ello es el texto íntegro que reprodujo (28-03-2014) el diario cubano Granma, de la charla telefónica que sostuvo el fallecido Hugo Chávez en 2002 con Fidel Castro, para aquella época presidente de Cuba, transcripción de una conversación que compartió el 14 de abril de 2002, a raíz del regreso de Chávez al poder.

Pero el asunto no para allí. Al inicio de su gobierno Chávez pretendía disimular su enamoramiento con el socialismo, por lo que se abstenía de emitir declaraciones que lo comprometieran en tal sentido. Pero no transcurriría mucho tiempo para declararse socialista, con el añadido de marxista y mal llamado bolivariano. El guion preparado por el castrocomunismo no se hizo esperar, tal como se desprende de una carta que le dirigiera Fidel Castro, la cual hoy en día nos permite comprender la razón por la que Chávez y ahora Maduro siguen al pie de la letra lo que en ella aconseja.

Su contenido total lo reproducimos textualmente:

Sabemos Hugo que para lograr acabar con el imperialismo yanqui tenemos que hacer las cosas bien. Los árabes ya están listos, Lula está trabajando en Brasil y las FARC las has animado tú. El pueblo del poder está muy cerca, los pobres son mayoría y tienen poca memoria, inyéctales desesperanza y acusa al pasado, a la democracia de todos con ellos, tu verbo es simple, eso les llega muy bien pues tiene la salsa que hace falta, emociónalos, tómalos en cuenta, aprende a manejar la ignorancia, el verbo debe ser encendido, de autoridad y poder.

No te preocupes por los ricos y clase media, no son más que tu 80% de pobres los que necesitas. Los ricos salen corriendo si les haces Buuuuuu… A los católicos les encantan las menciones de la Biblia o de Cristo, los católicos que son la mayoría en Venezuela no hacen nada con rezar sin acciones que no van a llegar a ninguna parte, son unos bobalicones, mientras la Iglesia esté dormida aprovecha, cuando decidan moverse ya estarás instalado, recuerda que la Iglesia es guabinosa, sigue acusándola, los católicos sin liderazgo no son nadie y ningún curita va a reaccionar, hay dos o tres que quieren reventar.

Si ves a algún sacerdote alebrestado, cómpralo, llámalo, gánatelo; si el pueblo cristiano se te rebela, ese será tu ultimo día pero difícilmente vendrá. Los judíos en Venezuela no cuentan, los evangélicos son unos pobres pendejos y las demás religiones, para qué nombrarlas.

Saca al Cristo, siempre habla en su nombre, recuerda que esto a mi me dio excelentes resultados, incluye banderas y a Simón Bolívar cuando puedas, genera un nuevo nacionalismo, despierta el odio, divide a los venezolanos, esa etapa te da buenos dividendos, se eliminarán unos a otros, la violencia te ayudará también a instalarte más tarde a la fuerza; mientras tanto, háblales de democracia y de Constitución. Pide dinero y compra la fidelidad mientras cumplan los objetivos, cuando logres lo que quieres si se oponen o te aconsejan deséchalos, envíalos a las embajadas, dales dinero para que callen o sácalos del país para que la prensa no los utilice.

Los que se opongan siémbrales delitos, eso los descalifica para siempre. Por todos los medios mantén mayoría en la asamblea, mantén a tu lado como mínimo a la Fiscalía y al Tribunal.

Compra a todos los militares con ropa y equipo, todos lo que tengan comandos ponlos donde hay bastante dinero, CORRÓMPELOS para lograr fidelidad, a unos de ellos ponlos en la petrolera para que logres el control militar, en las guarniciones centrales necesitas poner a tu gente, ofrece cursos para cambiar a los indecisos de los puestos clave. Si logras de 200 a 300 militares de alto rango con comando de tropas eres indestructible, si tienes dudas de algunos ponlos a prueba, por ejemplo con un golpe simulado, ahí salen todos los traidores y todos los fieles. Es necesario controlar los medios de producción del Estado, a los comerciantes les encanta el dinero, compra a los banqueros, a los grandes comerciantes y a los grandes constructores dales contratos, trabajos y facilidades para esta primera etapa.

Para la segunda etapa tienes que haber formado comités de defensa de la revolución, llámalos bolivarianos, haz trabajo comunitario con ellos para que se sientan agradecidos, págales para que sigan los lineamientos, marchas, concentraciones. De los comités selecciona los más agresivos para una fuerza de choque armada que puedas necesitar si la cosa se pone difícil.

Controla la policía, destrúyela, ponla a tu disposición, en la segunda etapa tienes que profundizar la misión de revolución, debes mencionar mucho la palabra revolución, eso emociona a los pobres.

Aquí tienes que fracturar a la unión de trabajadores y de empresarios que puedan hacer oposición, tienes que lograr que los trabajadores estén afiliados a una central paralela, con dinero se logra, igualmente tienes que armar una central de empresarios paralela. Ataca a los empresarios, acúsalos de hambreadores, fascistas y particularmente acúsalos de golpistas.

Hazte el débil, la mente del hombre siempre se ubica en el más débil y en la justicia. Si no puedes comprarlos cierra los medios de comunicación radial, impresos y las televisoras. Tu empresa de petróleo es la que produce el dinero del proyecto, crea una junta directiva revolucionaria, saca a los técnicos y acaba con esa llamada meritocracia, si tienes todo en esta etapa puedes seguir a la tercera.

En la tercera etapa puedes violar la Constitución porque nadie te lo va a impedir, ordena allanamientos, siembra armas, drogas, dinero, acúsalos de espías o corruptos, desprestígialos, recoge muchos periodistas, empresarios, líderes laborales, los demás escaparán del país o tomarán escarmiento.

Reestructura el gabinete, aquí puedes deshacerte de tus colaboradores, a unos puedes premiarlos y a otros desecharlos, pues ya no hay oposición, tienes que poner camaradas, establece el estado de excepción, suspende las garantías, lanza el toque de queda, apúrate, mira que el pueblo se te está poniendo bravo, cierra todos los medios de comunicación, destituye alcaldes y gobernadores de la oposición, anuncia la reestructuración de todas las áreas del Estado y la elaboración de una nueva Constitución, forma un consejo de gobierno con 500 miembros, en ese consejo asesor del gobierno estaré yo.

Hay que fusilar a los opositores que no aprendan, esto es lo único que los silencia y es más económico, nunca dejes que se organicen y conozcan tus intenciones, seremos respetados nuevamente por el marxismo leninismo, Brasil, Ecuador, Venezuela y Cuba a pasos indestructibles, si veo que no tienes criadillas recojo a toda mi gente, me la pueden matar los militares cuando se te alcen, si no me haces caso ve a ver qué haces.

¿Qué estás esperando Hugo?

Chávez no pudo llevar a cabo totalmente el pérfido consejo que le impartió Fidel Castro porque le sorprendió la muerte, pero sí su hijo putativo y heredero de la corona Nicolás Maduro, hoy día acusado ante la Corte Penal Internacional con voluminosas denuncias (273) de torturas, violación de los derechos humanos y toda una orgia delictuosa, que el máximo tribunal de justicia internacional pronto deberá dictar sentencia. El pueblo venezolano espera y aspira a ver reivindicada su democracia y libertad.  

[email protected] com

Instagram: 4246aguilera

 

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!