Esta frase me la compartió durante una entrevista el muy famoso y talentoso Bobby Coimbra. Para los que no conocen a Bobby, que estoy seguro son muy pocos, hablamos posiblemente del brasileño más querido en Venezuela. Un brasileño que luego de vivir en muchos países hizo de esta tierra su casa. Un empresario dentro del mundo de la creatividad que lleva a sus espaldas muchas de las más prestigiosas campañas publicitarias del país. Un buen tipo, un buen amigo.

Desde el momento que escuché esta frase, quedé conectado con ella. Tener recuerdos es algo hermoso e importante. Imaginen por solo un segundo una vida sin memoria de triunfos y fracasos, de experiencias y aprendizajes, de momentos en familia… Pero soñar es aún más importante. Soñar es fundamental para prosperar. Si no se sueña, si no se piensa en grande, poco o nada se puede alcanzar.

En la vida primero hay que soñar para luego, con trabajo duro, convertir esos sueños en realidades. Si no eres capaz de soñar, poco podrás avanzar. Los sueños son incluso esa energía que nos mantiene vivos a lo largo del camino… el sentir poder alcanzarlos nos da esa fuerza para seguir, para empujar, para prosperar.

La vida es un eterno caminar, un eterno experimentar… los sueños nos dan ese toque mágico, necesario para seguir con ánimo el andar.

Otro grande de las comunicaciones, Leo Burnett, pedía siempre que apuntáramos a las estrellas, pues al apuntar alto siempre algo bueno se obtendrá.

El éxito empieza en nosotros. En la actitud que tengamos en la vida. Levántense todos los días convencidos de que van a triunfar, de que alcanzaran sus sueños… y les prometo que en menos de lo que imaginan lo celebrarán.

Paren de recordar y comiencen a soñar.

¡Nada es imposible de alcanzar!

Ricardodelablanca.com


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo