La cumbre iberoamericana, que se celebra desde este miércoles en Andorra, se supone la cumbre de jefes de Estado iberoamericanos con la finalidad de impulsar la democracia, los derechos humanos, el progreso y la equidad en esos países. Obviamente esto no se puede cumplir al estar participando Estados criminales como Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Ya se hizo costumbre en los organismos internacionales la complicidad con este tipo de regímenes. El caso más aberrante es que la mayoría de países del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, son aberrantes dictaduras, siendo el caso más deprimente el de Venezuela, con Maduro enjuiciado internacionalmente precisamente por la violación de derechos humanos, ni qué hablar de la postura alcahueta con el sucesor de Chávez por parte de la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, la expresidenta socialista chilena Michelle Bachelet.

La invitación de Maduro a la cumbre iberoamericana de Andorra nos dice mucho sobre el clima geopolítico de esta región. En primer lugar, no se qué diablos hace Andorra en este grupo, siendo un principado no iberoamericano. En segundo lugar, nos señala la complicidad del gobierno de Andorra con el régimen criminal de Maduro. En tercer lugar, nos señala la aberración de un sistema internacional liderado por la ONU dominado por el marxismo cultural ideado por Gramsci.

Que el principado de Andorra sea cómplice con el criminal Maduro no es sorprendente, este país es quizás el principal de lavado de dineros de la criminalidad internacional. Columna fundamental de esta es el régimen de Maduro, por lo tanto, Andorra se guía por sus intereses financieros, algo normal aunque reprochable en el mundo contemporáneo. Que España, país líder de este bloque iberoamericano, invite a un régimen criminal como el de Maduro, tampoco sorprende, pues sabemos que este gobierno está dominado por la extorsión que sobre Sánchez hace el comunista partido Podemos, aliado de la tiranía comunista venezolana.

Lo que si nos sorprende e indigna es la pasividad cómplice de los presidentes latinoamericanos con la invitación del tirano Maduro a esta conferencia. El único presidente que ha demostrado dignidad y coherencia es Bolsonaro, quien rechazó la invitación a esta farsa de conferencia pro tiranías comunistas.

Lo que nos dice esta cumbre es que el discurso pro democracia de los presidentes demócratas de América latina es eso, puro discurso. La posición obvia de Duque, Moreno, Piñeres es no asistir a esta conferencia en protesta por la invitación al prófugo Maduro, sin hacer referencia, por ya ser costumbre, la invitación a tiranías como la cubana y la de Nicaragua. Porque es virtual, no veremos abrazos físicos, pero de ser presencial veríamos la obscena escena de estos presidentes saludando al tirano. A última hora se dice que Maduro no asistirá, pero esto no es óbice para la presencia de estos presidentes en la cumbre, pues el régimen tiránico venezolano estará representado por Delcy Rodríguez.

En conclusión, lo que nos dice esta cumbre de Andorra es que Europa es cómplice de la tiranía venezolana y que Prosur y el Grupo de Lima son pasivos en relación con el dictador Maduro. Frente a estas constataciones, vemos con pesimismo el futuro de Venezuela, la tiranía madurista parece consolidarse y el mundo parece acostumbrarse a tratar con ella como con cualquier régimen democrático, es decir, repetir la experiencia que sucede con el régimen tirano cubano, con quien todo el mundo tiene relaciones y es condescendiente con esa dictadura de terror. La embajadora colombiana en la ONU en Ginebra, Alicia Arango, recientemente alabó “los avances de China en derechos humanos” ¡Plop!


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo