La propia interrogante que encabeza este escrito pareciera contener, como en efecto creemos que lo tiene, un sentido de modernidad, de cultura vigente. Así lo es, por cuanto la creación del Estado fue la respuesta dada a una necesidad. A la necesidad de los seres humanos, ya civilizados, de organizarse y crear instituciones con sus respectivas normas que regularan la más sana convivencia entre ellos.

Naturalmente, seguros estamos que esa inquietud creativa del hombre moderno no tocó la mente del primitivo, pues las necesidades de este para esos momentos eran muy distintas, estaba absorto solo en las crueles penurias que confrontaba y amenazaban su sobrevivencia, sin tener que ocuparse de lo que le era tan ajeno. Seguros estamos que esos angustiosos momentos  que vivía lo obligaron a pensar muy seriamente en lo único inmediato ¿cómo sobrevivir? Platón dice que allí con ese pensar y reflexionar empezó la Filosofía.

Yendo a la interrogante arriba formulada, de distintas maneras se le han dado definiciones; aquí, para empezar, diremos que  el  Estado es la mejor organización social creada por el hombre y, agreguemos, es el cuerpo político de una Nación con la que suelen confundirlo, siendo él la personificación de ella. Otra, más completa, “Estado es la organización social y política de un territorio determinado”. Entonces, el Estado cuenta con una base o sustento físico, el territorio, que lo individualiza geográficamente. Pero esa base no es  solo la superficie del suelo, sino el subsuelo y el fondo marino, como también las aguas y el espacio aéreo. Debemos apuntar, además, que el Estado cuenta con otra, la más importante, la base humana, La nación, a la cual se le define así: “Conjunto de los habitantes de un país regido por un mismo gobierno”. Y, si queremos una más amplia: “Nación es la idea de un pueblo con unidad histórica en el pasado, cohesión en el presente y comunidad de aspiraciones para el futuro”. Por su parte, el Derecho Internacional ha establecido las normas que regulan la integridad territorial y, sobre ello, ha creado  algunas instituciones.

Indiscutiblemente, siendo el Estado tan importante institución política y social requiere de una disciplina, de un código fundamental, de un pacto político-social que regule la convivencia en la sociedad; ese código es la Constitución Nacional, entre nosotros, y carta magna, como se le denomina en Inglaterra.

Volviendo a Platón, él en su obra La República o el Estado se propuso el estudio de lo justo y de lo injusto; ello lo hizo, precisamente, para demostrar no solo la necesidad real sino la  obligación que deben cumplir tanto el Estado, como persona jurídica, y las personas naturales, de ajustar siempre sus comportamientos, sus maneras de actuar, al cabal acatamiento de la justicia para con ello encaminarse en la búsqueda del bien y considera a éste como el principio del buen orden para las sociedades. Igualmente, le atribuyen el logro de la felicidad y el bienestar público y privado.

Se preguntarán algunos lectores: Y, entonces… ¿Qué es el gobierno? Si establecemos una comparación, deberíamos responder… Es como la junta administradora del edificio.

[email protected]

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo