Las directrices de la Organización Internacional de Estandarización, mejor conocida por sus siglas en inglés ISO, representan palabras mayores para las empresas. ¿La razón? Pues que las normas que emanan de esta institución con altísima reputación mundial son sinónimo de seriedad en el mundo empresarial.

La adopción de las normas ISO es una de las mejores cartas de presentación de cualquier compañía en lo que se refiere a procesos productivos, de calidad, innovación, desarrollo y recursos humanos. Ahora la organización sorprende con la publicación de una nueva norma relativa a la gestión de riesgos psicosociales en el ambiente de trabajo.

Identificada como “ISO 45003, Gestión de salud y seguridad psicológicas en el trabajo – Directrices para la gestión de riesgos psicosociales”, es la primera norma de carácter internacional referida a ese tema y responde a una realidad que se ha vivido a lo largo de más de un año de pandemia.

En este tiempo muchos empleados han experimentado las consecuencias negativas del aislamiento en sus hogares, debido a la implantación obligatoria de los gobiernos para controlar y evitar la propagación del covid-19. Así que la norma ISO 45003 puede ser considerada como una buena respuesta no solo frente a los factores estresantes que ha provocado la pandemia, sino también a otras situaciones imprevistas que se puedan presentar en el futuro.

Norma McCormick, líder del proyecto del Comité ISO que llevó a cabo el estándar, ha señalado que los factores estresantes como la incertidumbre, el miedo, el aislamiento y las cargas de trabajo cambiantes se han agravado para muchos trabajadores durante esta época de encierro y temor al contagio.

“Cada organización tiene responsabilidades de seguridad y salud ocupacional, y la pandemia ha puesto de relieve el importante papel que juega la salud psicológica en el lugar de trabajo. Si bien muchos se han sentido impotentes ante el impacto de los eventos recientes, hay muchas cosas que se pueden hacer para desarrollar la resiliencia del personal y promover una cultura organizacional sólida”, ha dicho McCormick.

Ciertamente la norma ISO 45003 llegó en un momento preciso, en el que las empresas también han tenido que enfrentar grandes desafíos, incluyendo el manejo apropiado de su recurso humano. Es así como brinda orientación sobre la gestión de riesgos de seguridad y salud psicológica en el trabajo y aborda las muchas áreas que pueden afectar la salud psicológica de un trabajador, entre ellas la comunicación ineficaz, la presión excesiva, el liderazgo deficiente y la cultura organizacional.

Además, cubre aspectos que son relevantes dentro de una compañía, entiéndase identificar las condiciones, circunstancias y demandas del lugar de trabajo que tienen el potencial de afectar la salud psicológica y el bienestar de los trabajadores; precisar los factores de riesgo primarios y evaluarlos para determinar qué cambios son necesarios para mejorar el entorno laboral; detectar y controlar los peligros relacionados con el trabajo; y  gestionar el riesgo psicosocial dentro de un sistema de gestión de la seguridad y salud ocupacional.

En resumen, con la norma 45003 sobre la Gestión de Riesgos Psicosociales la Organización Internacional de Estandarización se propone orientar a las empresas para que puedan garantizar la buena salud y el bienestar de los empleados y, a la vez, fomentar la inclusión, la innovación y la resiliencia.

No cabe dudas de que la salud psicológica en el sitio de trabajo representa un elemento crucial para las compañías y su personal, más allá de lo planteado por ISO. Así que promover buenas prácticas de bienestar es ganar-ganar para todos.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo