El segundo principio: de correspondencia: “Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera”. Para facilitar la meditación, la filosofía hermética la divide en tres grandes planos donde se manifiesta: físico-mental-espiritual. Este principio encierra una verdad, que hay una relación de concordancia y armonía en la manifestación de la vida y del ser, y esto es debido a que todo en el universo emana de la misma fuente, por lo tanto depende de las mismas leyes y principios. También estos planos son grados ascendentes en la escala de la vida. Lo más bajo es la materia y lo más elevado es el Espíritu. Esta es una reflexión sobre la analogía entre el cuerpo y el universo, entre el Espíritu y la manifestación de la materia.

¿Es el cuerpo un reflejo del universo? Los grandes filósofos de la antigüedad observaron e interpretaron esta analogía: microcosmos y macrocosmos, por lo tanto si somos un reflejo, como también somos un reflejo entre el Creador y lo creado, porque el Creador está en todo, como todo está en el Creador, de ahí la máxima: “Como es arriba es abajo”. Me atrevería a decir que es una lógica metafísica, está más allá de lo físico y solo es comprensible en lo más íntimo de nuestro ser. Isaac Newton lo definió así: “Lo que está abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo, para consumar el milagro de la Unidad”. El gran filósofo Platón, nos dice sobre el principio de correspondencia: “expresó Proclo en su comentario del Timeo de Platón: ‘El hombre es un pequeño mundo (microscosmos), ya que, como el universo mismo, posee tanto mente como razón, tanto un cuerpo divino como un cuerpo mortal. Está dividido en concordancia con el universo”.

Observemos una partícula, un átomo, una célula, lo más diminuto, compárala con el mismo universo, siente tu energía y compárala con la del universo: son lo mismo. Mírate y verás en ti una expresión genuina de la forma espiritual y material del universo, una preciosa fracción del mismo, hay una delicada interdependencia entre todas las cosas, y el cuerpo humano es un reflejo del cosmos.

El principio de correspondencia nos lleva a reflexionar entre lo manifestado y lo no manifestado. En relación con los planos, antes descritos, no son divisiones reales de los fenómenos del universo, solo que los hermetizas los emplearon para comprender los diversas grados de  vibraciones en la actividad y vida del universo. Mientras más alta sea la vibración, más elevado es el plano.

Plano físico: se refiere a las fuerzas y manifestaciones físicas, a todas las cosas que conocemos como universo. La materia no es más que una forma de energía, con intensidad vibratoria inferior, se subdivide en siete planos: 1.Plano de materia (A): sólidos, líquidos y gases. 2-Plano de materia (B): son ciertas formas elevadas y sutiles de la existencia.3- Plano de materia (C): Materia más sutil y tenue. 4- Plano de Substancia Etérea: Es lo que la Ciencia denomina ETER. Substancia de tenuidad extrema y penetra todo el universo, y obra como medio para la transmisión del magnetismo: luz, calor, electricidad, etc. Es la unión entre materia y energía. 5- Plano de energía (A): son la energía conocida. Son siete subdivisiones: calor, luz, electricidad, atracción, y otros no clasificados aún. 6- Plano de la energía (B): son siete subdivisiones de la más elevada energía, que son llamadas las fuerzas sutiles de la naturaleza, no descubiertas aun. 7- El Plano de Energía (C), son siete subdivisiones de energía muy elevada y organizada, pero no reconocidas por el ser humano en su actual desarrollo, es como un poder divino.

Plano mental: Son todas las cosas vivientes. Tiene siete subdivisiones: 1-Mineral: El ser humano no le atribuye alma al reino mineral, pero los Herméticos si, e incluso la ciencia esta en este camino, lo último que acepto es que tiene la partícula de Dios. 2- Elemental (A): Son invisibles para los sentidos corrientes. Su inteligencia está entre lo mineral y químico. 3- Vegetal: Sobre la mente, alma y vida de las plantas.4-Elemental (B): Forma escala entre las mentes y vitalidad Vegetal y animal. 5- Animal: Almas que animan a los animales. 6- Elemental (C): seres que invisibles que Participan de la vida animal y humana. 7- Humana: Tiene 7 subdivisiones, y la sexta sería el superhumano y la séptima el ultrahumano de elevada conciencia.

Plano espiritual: existen seres como ángeles, o semidioses. En diferentes niveles están aquellos que llamamos maestros y adeptos.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo