Hoy en día, las soluciones empresariales de mercadeo cuentan con la herramienta del neuromarketing para tomar mejores decisiones en cuanto a sus estrategias, la cual consiste en la técnica que aplica el estudio del comportamiento humano, tomando en cuenta las respuestas observables, tanto  físicas como sensoriales, con base en ciertos estímulos.

De esta manera, se mide la impresión que tienen los consumidores sobre los productos y marcas, así como con relación a sus esfuerzos comunicacionales. La finalidad es predecir su comportamiento, mejorar sus características, beneficios o  cualidades, tomando en cuenta las necesidades y gustos de esos consumidores potenciales.

Con este propósito, los especialistas de mercadeo utilizan estímulos sensoriales que les despierten emociones favorables o positivas,  utilizando  imágenes, olores, entre otros efectos, que logren influir en su mente. También, a través de esas percepciones buscan edificar una conexión satisfactoria y fortalecer su confianza. Este vínculo hace que el consumidor se identifique más fácil y efectivamente.

Así mismo, desea establecer ventajas competitivas con el fin de que el cliente potencial, mediante las sensaciones, sepa diferenciar los productos o servicios de nuestra empresa dentro del mercado, en relación con los de la competencia, para que le brinde así su preferencia al momento de decidir su favorito, ya que necesitamos hacer que sobresalga en medio del mar de marcas existentes que pueden opacarlos. Para esto se hace relevante hacer que lo distinga  fácilmente.

De igual forma, ofrece al consumidor información basada en esas emociones para demostrar un lado más humano, más sensible y así consolidar su fidelidad, cubriendo sus necesidades, respondiendo a sus intereses y a sus valores, lo cual es la vía más acertada.

La efectividad de esta técnica se basa en que los individuos somos esencialmente seres emocionales y aunque tengamos nuestras necesidades básicas definidas, no podemos evitar  la influencia de ciertas variantes que sirven de estimulantes y que terminan influyendo en nuestras decisiones de compra.

No olvidemos que el efecto positivo logrado por el neuromarketing es la identificación por parte del consumidor con las emociones a las que apela, lo cual hace que sea más empático para que conecten mejor y demuestren la  lealtad  deseada hacia el producto.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!