primaria
Foto AFP

A medida que se acerca la fecha electoral del 28 de julio, la oposición viene tratando de hacer su campaña dentro de las inmensas dificultades y obstáculos que ponen en el camino no solo el Consejo Nacional Electoral sino todas aquellas autoridades que tienen la posibilidad de colocar trabas que a la postre permitan que el oficialismo no tenga que enfrentar la cruda realidad del 80/20 que todos los sondeos arrojan en favor a la oposición.

Es necesario que usted, ciudadano, que va a votar tenga en cuenta hechos y cifras que demuestran concretamente cómo el fraude no solo ocurre el día de los comicios sino que se comienza a preparar desde mucho tiempo antes, tal como lo vienen denunciando distintos sectores, entre ellos el movimiento Mi Voto Cuenta (www.mivotocuenta.info) impulsado por ciudadanos ubicados tanto en el país como en el exterior que presentan los números concretos que veremos a continuación.

Hay aproximadamente 21M anotados en el Registro Nacional Electoral en su último cierre, más 3M de jóvenes que alcanzaron edad electoral a partir de esa misma fecha y no han logrado inscribirse, más 2,5M de personas que cambiaron de domicilio y 7,5M de emigrados, de los cuales aproximadamente 3,5M tienen edad de votar y no se han podido inscribir en su lugar de domicilio en el exterior.

Todo ello nos deja con un padrón real de apenas 12M, siendo razonable pensar que 90% de los emigrados si pudieran votarían por la oposición pero no lo podrán hacer porque en el exterior -hasta la fecha de las primarias de octubre de 2023- solo estaban registrados en los consulados cerca de 230.000 y durante el brevísimo período recientemente habilitado solo lograron inscribirse 4.877 personas. Agregar 1M de emigrantes que están solicitando asilo y que fueron excluidos  mas los millones mas que no pudieron cumplir con la presentación de documentos que acrediten la legalidad de su permanencia en el país de acogida, lo cual nada tiene que ver con Venezuela, más los que no tienen el pasaporte al día en esta época cuando ello es difícil por las distancias y los precios.

Para darse una idea, la referida exclusión afecta a más ciudadanos que la suma de votantes en Miranda y Zulia juntos cuyo número supera también los padrones nacionales de Uruguay o Costa Rica.

De los 12 millones que quedan, 20% votaría por Maduro ya sea por convicción o chantaje con las cajas CLAP u otros beneficios que se manipulan sin recato alguno.

Agréguense los millones de personas que están anotadas sin su conocimiento en los miles de centros recién creados que solo contarán con una mesa. La defensa del voto en los lugares difíciles debido al “bullýing”, provocación y actos de fuerza de los colectivos rojo-rojitos no será tarea fácil ni muy segura.

Por si faltara la guinda para la torta anoté la parcialidad no disimulada del Plan República y la alta posibilidad de secuestro de actas, adulteración de software, resultados trucados y complaciente vista gorda por parte de “testigos” cuya seriedad y neutralidad son más que cuestionables, sin olvidar el reciente incidente inventado a última hora contra la Unión Europea, única institución con experiencia y bien ganado prestigio, descalificándola como resultado de una poco feliz maniobra que desató la ofensa bolivariana que le vino como anillo al dedo. Por eso es que la iniciativa de los “Comanditos” lanzada por María Corina Machado resulta relevante.

Las semanas por venir darán testimonio de mayores arbitrariedades y abusos que igualmente habrá que vencer. Así, pues, el triunfalismo de creer que el famoso 80/20 sirve para ganar y cobrar sería un grave error.

@apsalgueiro1


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!