Resulta no solamente contradictorio sino poco, por no decir nada, confiable que el presidente de la República asegure que se está estudiando un posible retorno a clases presenciales en las semanas de «flexibilización»(1), cuando en esa misma intervención asegura que el ministro de «educación» tiene covid-19 (2).

Y ante ello, preguntamos al Ministerio del Poder Popular para la Educación: ¿Es posible un retorno de clases presenciales sin que haya una consulta abierta en cada plantel con una comisión electoral integrada por docentes, padres, representantes y trabajadores educativos, incluyendo a los adolescentes en el caso de los liceos, quienes determinen si están dispuestos al retorno de actividades pedagógicas en escuelas y liceos?

¿Cómo se pretende realizar semejante acción cuando la infraestructura educativa, en la mayoría de tales instituciones no solo tiene su planta física prácticamente destruida, sino que dentro y en los alrededores de estas no ha habido procesos de desinfección y limpieza adecuados, y menos de higiene en términos estrictamente asistenciales?

¿Ha evaluado el Ejecutivo y sus «asesores y ministros» que la situación económica del país se ha agravado tanto que ni siquiera existen suficientes unidades de transporte público, y que los niños y adolescentes en su mayoría carecen de uniformes y zapatos escolares, así como materiales de estudio?

¿Tiene el MPPE algún plan coordinado y articulado tanto para la alimentación de los estudiantes, como para atender los imprevistos que se originen ante cualquier caso de covid-19 o similar? ¿Se hará esto hasta en las escuelas más remotas del país en estados como Amazonas, Apure, Bolívar o Delta Amacuro?

¿Esta seguro el MPPE que toda la nómina de educación está activa en sus distintas zonas educativas y dispuestos a laborar con salarios promedios de unos cinco dólares al mes que ni siquiera cubren los costos de traslado?

¿Se ha evaluado, o mejor dicho, cada director ya tiene contactados a todos los padres y representantes de su institución a través de alguna inscripción en línea que cuando menos en la página del ministerio de «educación» se omite por razones desconocidas? ¿Está seguro el personal directivo de los planteles oficiales que no han emigrado niños y adolescentes para que Nicolás Maduro asegure que tenemos 93,% de población educativa?

¿Cómo será el horario de tales actividades? ¿Jornadas de ocho horas, o se ha estudiado volver a clases en dos turnos -mañana y tarde- que sería lo más conveniente en lo sucesivo ante tales condiciones?

¿Cómo piensa afrontar el MPPE el retorno de casi 10 millones de estudiantes -asumiendo que las cifras oficiales sean ciertas- sin vacunar masivamente no solo a toda la población escolar, sino a los docentes y los trabajadores de la educación? ¿O será que piensan tratarlos preventivamente con «gotitas milagrosas», tal como se estaría tratando Aristóbulo Istúriz?

Ignoro si nuestras interrogantes puedan ser respondidas y valoradas para un retorno responsable de las clases presenciales. Por lo pronto, la única realidad es que Aristóbulo Istúriz tiene covid-19 según el presidente Nicolás Maduro y en esta situación nos habla del retorno de clases presenciales? ¿Enviaría usted a sus hijos en tales condiciones a las escuelas y liceos?

(1) https://bitlymonitor.com/venezuela/maduro-asegura-que-aristobulo-isturiz-tenia-covid-19-y-se-mejoro-con-las-goticas-de-carvitivir

(2) https://efectococuyo.com/politica/maduro-hay-que-volver-a-clases-presenciales-con-todas-las-medidas-de-seguridad/


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo