El más grande país hispano hablante del mundo -y también de 68 lenguas indígenas con centenares de variantes- llama hoy a las urnas a 97 millones de personas. Es también la más grande elección jamás realizada en México: además de la presidencia -que parece decidida- se elegirán 500 congresistas y 128 senadores, las gobernaturas de 9 estados y diputados en Ciudad de México, Jalisco y Oaxaca.

Se vota en un contexto de violencia grave, el mayor debe del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, quien entregará casi con seguridad el mando del Palacio Nacional a la candidata de Morena, su partido, Claudia Sheinbaum, que está al frente de las encuestas publicadas hasta el 29 de mayo con una ventaja tan amplia que parece irreversible.

El último reporte de la consultora Integralia, citado por El País de Madrid, registró hasta principios de mayo 560 víctimas políticas desde septiembre de 2023 cuando comenzó el ciclo electoral. El think tank Laboratorio Electoral precisó que 30 candidatos o aspirantes habían sido asesinados en ese período. La violencia arreció al final de la campaña, aunque desde el gobierno federal se intentó minimizar el saldo al reconocer 22 homicidios políticos durante todos los meses de la campaña.

Claudia Sheinbaum, que cumplirá 62 años el 24 de junio, fue la primera mujer electa por el voto popular para ser la jefa de gobierno de Ciudad de México. Proveniente de una familia judía, es sobria y rara vez sonríe en un acto público. Estudió Física e Ingeniera Energética en la Universidad Nacional Autónoma de México y luego cursó un doctorado en Estados Unidos. Cuando López Obrador formalizó Morena en 2014, ella dejó el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y se unió al movimiento del actual presidente. La BBC la eligió en 2018 como una de las 100 mujeres más inspiradoras e influyentes del mundo.

Su rival mayor es Xóchitl Gálvez, de la coalición opositora integrada por el PRI, PAN y PRD, hija de un profesor de educación básica de origen otomí y de una mujer mestiza también con raíces otomíes dedicada a labores domésticas. Gálvez, de 61 años, es ingeniera en computación y empresaria y fue comisionada nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas durante el gobierno de Vicente Fox (2000-2006)

De lo que no hay duda alguna es que una mujer estará al frente del gobierno mexicano, porque el tercer candidato Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, solo tiene 13 puntos de preferencias en las encuestas que más le favorecen.

La oposición a López Obrador intentó convencer a Máynez de sumar su caudal y voluntad política a la candidatura de Gálvez, bajo el argumento de que había que detener a Morena. Máynez, por el contrario, se mantuvo firme en su política contraria a ambos bloques y aún ha sido más duro en los debates contra Gálvez que contra Sheinbaum.

Sheinbaum es la candidata que promete continuidad, mantener las políticas de la denominada Cuarta Transformación liderada por el presidente de salida que pone el énfasis en los programas sociales destinados a la población de bajos ingresos, que le han reportado popularidad a López Obrador.

De acuerdo con el Banco Mundial la economía mexicana creció 3,2% en 2023, la tasa de pobreza multidimensional cayó de 43,9% en 2020 a 36,3% en 2022. El país necesita, sin embargo, abordar limitaciones estructurales, como el acceso limitado a las finanzas, la inseguridad, la informalidad, las cargas regulatorias y los cuellos de botella en infraestructura.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!