Día a día, nos resulta muy difícil lograr el equilibrio emocional interior que necesitamos, pues no nos dedicamos suficiente atención en cuanto a la creación de nuestra propia conciencia y a alcanzar el desarrollo que nos permita lograr un verdadero cambio. Esta transformación es fundamental experimentarla desde nuestra iniciativa interna, la cual debe demostrar concordancia con nuestros actos, con lo que pensamos y sentimos.

Por eso resulta relevante aplicar todo el esfuerzo necesario y el conocimiento que hemos desarrollado, nuestro intelecto, para analizar y descifrar la vía que nos conlleve a utilizarlo en nuestro beneficio. Si no lo aprovechamos acertadamente sería un total desperdicio o un engaño, para generarnos una falsa ilusión, creyendo que tenemos todo bajo control.

Como resultado obtendremos equilibrio y  paz interna, pues esta metamorfosis disminuye los conflictos y problemas presentes en nuestro interior, lo cual proporciona efectos favorables como elevado grado de aceptación con respecto a uno mismo, armonía y salud mental, actitud con disposición para el disfrute, así como emociones positivas.

Toda transformación demanda cambios de los procesos internos, lo cual se va haciendo de forma paulatina. Para ello se requiere de mucha disposición personal y contar con la facultad para hacerlo. Es oportuno entonces demostrar compromiso, transparencia, respeto, responsabilidad, así como exigirnos a nosotros mismos.

Para manifestar la capacidad de cambio que demanda este proceso se hace necesario contar con una autoestima elevada, pues necesitamos estar realmente convencidos de  poder cumplirlo. Así, pasaremos a la acción y tomaremos el control que se requiere con la convicción y la motivación suficiente, lo cual es una señal de la seguridad generada al creer en nuestras habilidades y fortalezas.

Es importante tener presente que, si de verdad queremos lograr la transformación interior, debemos asumir totalmente el compromiso de cambiar, ya que depende de nosotros. Del mismo modo, recordemos la necesidad de renovación que está en cada uno, lo cual es una decisión individual, pues nadie lo hará por nosotros.

Resulta oportuno también dejar de culpar a los demás, al entorno, a la sociedad… Tenemos que asumir nuestra obligación, responder al sentido de responsabilidad que debemos adoptar si queremos lograr esos cambios.

Aprovechemos entonces este momento para ponernos en marcha, superar tensiones, los obstáculos, los bloqueos, las contradicciones, las confusiones y las emociones internas que puedan obstaculizar el progreso de nuestra metamorfosis interior. Igualmente, debemos evitar las excusas, no buscar respuestas en otros, tenemos que actuar con el fin de despertar nuestra conciencia.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo