«Me mete preso al señor por no cargar mascarilla. Bájese y va preso»…»48 horas al que no cargue mascarilla»¹…  Que estas sean palabras del gobernador del estado Bolívar, Justo Noriega, no solo revela el carácter neonazi, neofascista y neototalitarista del régimen madurista. Demuestra que hasta el mínimo derecho a la defensa no solo se perdió en este país, sino que la derogada «ley de vagos o maleantes» que servía para encarcelar a quien le diera la gana a cualquier funcionario en tiempos de democracia puntofijista quedó pendeja ante un «Estado» inquisidor, donde para ellos cualquiera es delincuente hasta por no llevar una mascarilla o tapabocas.

Y es que la actitud de tal gobernador merece como ciudadano todo nuestro repudio, rechazo y condena, máxime cuando el hecho de no cargar mascarilla, si bien pudiera ser un hecho irresponsable, que no lo es para todas las personas y ni siquiera aplica en algunos países como Tanzania –país «gran amigo del madurismo» en donde acaba de fallecer su presidente y la Cancillería venezolana emitió nota de duelo–, más irresponsable resulta que este gobierno ahora permita que sus ciudadanos vayan presos porque un «gobernador» (para mí un déspota) simplemente decide palabras más, palabras menos, «vas preso porque me da la gana».

Supongo que si esa orden que aplica «Justo» Noriega en el estado Bolívar para las personas que no lleven tapabocas comienzan a aplicarla todos los gobernadores maduristas, pues tendrán que llevar presos a millones de venezolanos, unos que por «irresponsabilidad» no la utilizan, y otros porque con salarios y pensiones de un dólar mensual, ignoro si les alcanzará el dinero para comprar una mascarilla. Lo cierto del caso es que si observamos en cada pueblo y ciudad cuántas personas no emplean tal prenda de uso asistencial, desde Caracas hasta el propio estado Bolívar, no creo que alcancen los calabozos ni del más pequeño pueblo para encarcelarlas.

Es posible que como soy un ignorante en materia jurídica, desconozca que sin la existencia de una ley o normativa publicada en Gaceta Oficial regional o nacional, y menos sin el conocimiento y divulgación entre los ciudadanos de una «democracia participativa y protagónica», ahora cualquier gobernador y seguramente alcalde madurista, nos pueda mandar a «meter presos» por la calificación de lo que ellos califican de «irresponsable», no solo por no llevar una mascarilla sino supongo la que aplique en la «jurisprudencia» neototalitarista.

Verbigracia, ante ello no resultaría de extrañar que un gobernador o alcalde madurista decida señalarme que soy «irresponsable» por llevar zapatos o ropa vieja y rota porque estoy viviendo en la miseria, y por esa causa, pues, individuos como el gobernador de Bolívar perfectamente tienen las facultades «supraconstitucionales» en la nueva nomenclatura «legal» del régimen para encarcelarme porque, según ellos, «no soy responsable».

En lo sucesivo, supongo que para el gobernador de Bolívar es más delincuente que alguien bajo su propia responsabilidad, y no de otros, decida correr el riesgo de contaminarse de covid-19 o cualquier otra extraña patología, que aquellos que diariamente explotan ilegal e irracionalmente las minas de oro en el sur de Guayana, no solo destruyendo y contaminando Canaima, sino que incluso existen suficientes documentos y videos que comprueban cómo este hábitat está siendo destrozado en todos sus recursos naturales, incluidas las comunidades indígenas que resultan con graves violaciones de sus derechos humanos.

Con esta acción de Justo Noriega también es de presumir que les exija a todos los mineros que hagan sus trabajos con mascarillas, so pena de «ir presos por 48 horas» donde él, personalmente, ejecutará las «irresponsabilidades» pertinentes, que por supuesto, jamás ha aplicado por la extracción, el saqueo, el contrabando, ni el ecocidio que ha venido sucediendo en el estado Bolívar.

Por lo pronto, no salga sin mascarilla en Guayana y tal vez en el resto del país, porque para el madurismo, usted se convierte en un peligroso delincuente probablemente hasta asociado con el Coquí en la Cota 905.

Ser «irresponsable» es el nuevo delito del madurismo por no llevar una mascarilla ¿Qué pensará el fiscal Tarek William Saab de la decisión de meter preso a quien no lleva el tapabocas? ¿Será que el fiscal y los maduristas siempre usan públicamente y en «privado» la mascarilla hasta en reuniones de amistades y familiares?


¹Este es el «amor» que el gobernador de Bolívar aplica a las personas que no llevan mascarillas: «Bájese que va preso…»

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo