Archivo

Para no decir “romper”, me pareció más edulcorado la palabra torcer, es lo que viene a mi mente cuando veo el nuevo CNE de Maduro y sus resultados sobre la oposición. Simplemente, el régimen obtuvo lo que buscaba: sentar a la oposición y que le reconozcan como un interlocutor válido, pero además que aceptaran su agenda de negociación. Al final, la pregunta que nos hacemos es: ¿cambia esto en algo la condición de los miembros del régimen de Maduro de acusados de crímenes de lesa humanidad? Pienso que no, a menos que la fiscal general ante la Corte Penal Internacional Fatou Bensouda nos amanezca anunciándonos sobreseerlos a todos antes de que culmine su mandato, al cual le resta menos de 1 mes.

Así que muchas cosas están ocurriendo a toda velocidad en Venezuela. El hecho de que la mayoría de la llamada oposición venezolana no solo se sentara en la mesa de diálogo con Maduro, sino que también aceptara sus condiciones cae muy mal y debilita profundamente todo el entramado de acciones a favor de limitar los poderes extendidos del régimen que incluyen el conjunto de sanciones.

En otro orden de ideas, tengo que reconocer que los hechos suscitados sobre este nuevo CNE no deja de ser una posición realista, en tanto que la alternativa militar -en teoría la otra opción a falta de un escenario electoral creible- prácticamente nunca estuvo a la altura de los resultados. Es el caso de la intentona del 30 de abril del 2019, cuando un grupo se rebeló contra la dictadura de Maduro sin mayores consecuencias, más allá de un susto para el dictador. Me comentan testigos en el lugar que ellos se quedaron esperando por el liderazgo de un grado superior que nunca llegó. Se trataba del general Manuel Ricardo Cristopher Figuera. Lo último que supimos de él fue que, en vez de ir a La Carlota, se escapó por la frontera colombiana, así que allí, en la autopista Francisco Fajardo, solo estaban Leopoldo López, Juan Guaidó y Edgar Zambrano haciendo el papel de comandantes sin fusiles y es posible que ni tengan entrenamiento de armas; sin embargo, dieron la cara, aunque era poco lo que podían hacer. Bien, de eso se trata cuando las cosas se hacen mal desde el principio. Por cierto, tampoco llegó la ayuda internacional y menos aún los marines que ofreció el señor expresidente Trump, realmente todo salió muy mal, pero ahora es que estamos viendo las consecuencias de la falta de cojones, como dicen los mexicanos, nadie los tuvo en ese momento, entiendo que ni siquiera soltaron un triqui traqui.

Archivo

Lamentablemente, ahora tenemos a este nuevo CNE que es bastante parecido al mismo CNE que siempre hemos conocido desde que llegó el esclavista Hugo Chávez, ahora con la novedad de que el Consejo tiene una relación 3-2, cuyos miembros destacan por la llamada oposición a un dirigente de un Nuevo Tiempo, el señor Márquez, y un representante de la sociedad civil que además fue un preso político, el señor Roberto Picón. Luego, por Maduro tenemos a tres acérrimos fanáticos chavistas: el señor Calzadilla, que preside el organismo; Tania D’Amelio y Alexis Corredor. Será este grupo el encargado de organizar las próximas elecciones fraudulentas.

Con este CNE de Maduro, el régimen seguirá manteniendo mayoría en todas las comisiones. Hablamos de una relación 2-1 a favor de Maduro, esto significa que ningún representante de la oposición tendrá acceso por lo menos al centro de totalización que queda en sede principal de la Universidad Bolivariana en Los Chaguaramos, un antiguo edificio de Pdvsa hoy convertido en antro de la perversión cibernética del chavismo.

A estas alturas la caída de la oposición es completa luego de las posturas asumidas por Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática de ir a las elecciones de Maduro. También hay que agregar el último esfuerzo de Guaidó para salvar su programa de gobierno al ofrecerle al señor Tirano contarse en una presidenciales bajo supervisión internacional. Es casi seguro que esto no ocurrirá y Maduro mantendrá su estrategia de un CNE chavista que le ofrecerá otra importante victoria, y con relación a este aspecto, la verdad es que no veo ni remotamente oportunidad alguna de movilización electoral para ninguno de los bandos. Pero no hay que ser brujo para saber lo que le pasará a la oposición, será barrida sin piedad, no creo que tengan oportunidad ni siquiera en Nueva Esparta. Demás esta decirles que no solo tenemos un país caotizado y golpeado por el COVID-19, sino por la crisis social, económica y política que asola a Venezuela, a lo que sumamos los más de 5 millones de exiliados. No veo entonces manera de darle forma a una movilización para una convocatoria electoral, tan solo por ese hecho el chavismo volverá a arrasar, esto sin considerar toda la estructura de fraude electoral.

Archivo

Es en este punto que doy gracias que salí de Venezuela a tiempo, no importa las condiciones en las que me encuentre en el exterior, francamente me siento agradecido, no tienen ustedes idea de lo bien que se siente no verse obligado a participar en estas maniobras escandalosamente antiéticas e inmorales, que involucran algún tipo de acercamiento con los delincuentes del régimen de Maduro; sin embargo, hay que entender la posición que algunos venezolanos están asumiendo a falta de una alternativa real inmediata, pues están en el país y no les podemos juzgar.

Lo cierto es que no imagino cómo pueden sentirse al sentarse a dialogar con personas acusadas de tan horrendos crímenes. Tan solo si valiera la pena porque se tiene la certeza de que hay una oportunidad de contar una supervisión internacional seria en el proceso electoral, pero es que ni eso obtendrá la oposición, créanme que allí estarán los mismos de siempre como observadores internacionales: la gente de Podemos, los trinitarios, los cubanos, Hezbolá, las FARC, etc.

Será francamente horrible aceptar estas condiciones de cohabitación con el régimen de Maduro, es el pacto de una élite que solo piensa en salvarse ella, de eso se trata cuando se reúnen Capriles, Henri Falcón y su grupillo, y ahora supuestamente los adecos y Guaidó con los interlocutores de Maduro. Créanme que obtendrán muy poco por su colaboración.

Quiero dejar asentado que esta situación del CNE de Maduro y sus consecuencias no desmerita a los compatriotas que aún dentro de Venezuela hacen vida y mantienen a sus familias soportando todas esas calamidades que significa la vida en un país ocupado por fuerzas cubanas comunistas. Pienso que todo lo que está soportando el pueblo venezolano es parte realmente de un plano de crecimiento espiritual, no es Y es que de eso se trata el exilio, una fuente inagotable de denuncias contra Maduro de venezolanos que no aceptamos chantajes, extorsiones y que defendemos la vida, los derechos humanos y la libertad.

Finalmente, me quiero referir a la llegada casi diaria de cientos de venezolanos a la frontera sur de Estados Unidos pidiendo protección y refugio, una muestra patente del grado de genocidio de la política criminal de Maduro contra su propia gente que empuje a todas estas personas a caminar desde nuestro país a través de lugares peligrosos en recorridos nunca explorados por los nuestros, con hijos pequeños en sus brazos en busca de libertad. Pedimos a las autoridades norteamericanas la protección para nuestra gente que huye de un régimen genocida y criminal; pedimos al presidente Biden que vaya más allá y a nuestros amigos en el Congreso que acompañen una Ley de Ajuste para los Venezolanos habida cuenta de que nuestro país tiene un régimen mucho más criminal y destructivo que el comunista de La Habana. Pedimos que los venezolanos tengamos las mismas condiciones de protección que reciben los cubanos en tierra estadounidense.

Nos leemos próximamente en El Nacional.

@estebanoria


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo