Hoy de nuevo se abarrotarán los comercios y los ciudadanos colombianos buscarán, en este nuevo día sin IVA –el tercero en este año en el vecino país–, ganarle la delantera de las compras navideñas al Black Friday que tendrá lugar dentro de una semana.

La estrategia de regalarle a la ciudadanía entusiasmo por las compras a través de la figura de la eliminación del Impuesto al Valor Agregado ha rendido sus frutos en las dos ocasiones anteriores aunque no le faltaron detractores a la iniciativa del gobierno.

Lo que inspiró la primera de las jornadas fue el empeño oficial de que sus políticas públicas contribuyeran a la reactivación de la economía y a la preservación del empleo. Lo que los economistas de la administración central han tenido en mente es realizar un esfuerzo, en conjunción con el sector comercial del país, para activar la demanda que ha ido decreciendo en la medida en que las restricciones oficiales para el control de la pandemia del coronavirus se han hecho presentes. Un estudio de la revista Portafolio señala que al cierre del 2020, el gasto de los hogares presentará, en el mejor de los casos, un crecimiento cercano a 0, y en escenarios máximos entre -0,3% y 0,7%.

Ocurre que la desaceleración económica que es producto del confinamiento ha traído un descalabro de enormes proporciones en el empleo y, por ende, en el ingreso familiar. Este ha sido medido por el centro de estudios de la ANIF que considera que, si bien el comportamiento del último trimestre ha mejorado, lo que dejaron de percibir los hogares se mantiene por encima de 2% del PIB en el año. La tasa de desempleo nacional rondará el 20% para el inicio del 2021 y Bogotá está en la peor de las posiciones. “La capital mueve un 25% de la actividad productiva nacional y, aún en septiembre, mostró resultados muy negativos, con 839.000 empleos menos, que representan 46% de la pérdida total de ocupados en el mes” dijo Portafolio.

Así pues, el país se ha estado preparando con detalles cuidadosos para que esta tercera jornada de ventas presenciales y virtuales tenga éxito. En esta ocasión se ha hecho gran promoción de la idea “Madrúguele a la Navidad” y las autoridades han puesto de su parte para que su ejecución sea ordenada.   Los horarios de operación de Transmilenio y otros medios de transporte regionales se han extendido al igual que han aumentado el pie de fuerza de la Policía metropolitana y regional para garantizar el orden. Los funcionarios del sector público han estado recibiendo un adelanto en las primas previstas regularmente para el fin del año y son muchas las empresas privadas que han hecho causa común con los comerciantes, pagando también por adelantado lo que le corresponde a los trabajadores para el mes de diciembre.

Para darle atención a la demanda incremental, el comercio formal abrirá sus puertas al público en horarios extendidos para evitar las aglomeraciones y muchos de ellos permanecerán abiertos hasta las 12:00 de la noche. El caso es que los establecimientos comerciales consideran que sus ventas pudieran incrementarse a más del doble o, al menos, en mas de un 20% adicional a las ventas del segundo sin IVA.

El tercer día sin IVA ejemplifica el esfuerzo de concertación que está siendo orquestado entre el sector público y el empresariado nacional unidos ambos a la población de a pie.  El primero de ellos, el 19 de junio, se vio opacado por la crítica de oposición al gobierno debido al nefasto efecto- aun sin probar- que supuestamente tuvo sobre la contaminación del CODIV a la ciudadanía. El segundo día sin IVA del 3 de julio tuvo un excelente balance comercial. Las ventas en línea ascendieron a 88 millones de dólares, las más altas de la historia del comercio electrónico del país con un crecimiento de 40% respecto al primer día sin IVA.

Una meta a repetir y una buena anticipación a la Navidad.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo