Mirando la aflicción en los ojos de quien más te conoce, pude divisar algunas herramientas útiles para transitar por los valles del menosprecio y la contradicción. Una corta, pero sustanciosa lectura cimbró mi espíritu en el lugar y la actitud correcta, quitando el aturdimiento que un alma traviesa genera, casi con espontaneidad. Las escasas líneas comienzan con la llamada de atención a un grupo excursionista de la justicia, selecto, no por dificultarse el ser asimilado en el mismo, sino por la pletórica ausencia de voluntarios para tales fines.

Luego de expresar un reconocimiento a quienes forman parte de tal equipo, el autor les pide exclamando con gran vehemencia ser escuchado, y posteriormente con semblante y palabras relajadas les invita a rememorar la roca de la cual han sido esculpidos. Esto último, impacto mi corazón y pensé: para individuos diseñados a imagen y semejanza de Dios, la única roca de la cual han sido esculpidos, modelados como barro frente a un espejo inconmovible, es el Creador mismo. Quien en su esencia trina, derrochando creatividad diseñó el universo en expansión.

Luego de la fabulosa remembranza, que disipa todo temor, el autor reafirma sus palabras haciendo referencia a la cantera de la que fueron extraídos, recordando así que los excursionistas no están solos, sino que de grandes filones fueron sacados, donde otras piedras preciosas yacen también. En tal sentido, el inquilino inquieto del pecho, se acelera con prontitud y recoge con sutileza animosa la esperanza de que tanto el menosprecio, como la contradicción son postres venenosos para caminantes inexpertos, empero, los viajeros con experiencia reconocen ciertas toxicidades en el camino y no las asimilan.

Así, no ignorando sino caminando con sumo cuidado el estrecho sendero, se facilita la ascensión a lugares de altura y comunión; tal como el descenso a lugares frondosos en vegetación y con aguas reposadas, pero vivas y oxigenadas. Tales lugares son los que justifican todo el recorrido que en algunos segmentos resulta hasta absurdo.

@alelinssey20


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!