La muerte de Aristóbulo Istúriz no puede pasar inadvertida. El hecho de haber sido el ministro de Educación en dos oportunidades, primero con Chávez en la presidencia, y lamentablemente fallecer aún ejerciendo tales funciones bajo el régimen de Nicolás Maduro, lo ubica en una condición de preponderancia del poder durante más de dos décadas, sobre lo cual si sumamos su tiempo de sindicalista del magisterio, parlamentario y alcalde entre los años ochenta y noventa, tenemos que hablar de una persona que estuvo alrededor de 40 años en el plano político venezolano.

En tal sentido, podemos dividir la historia de Aristóbulo Istúriz en tres etapas:

1) Un período que marcó su condición de docente y defensor de los derechos del magisterio, cuyos inicios políticos estuvieron vinculados con el partido Acción Democrática (AD) y luego con el Movimiento Electoral del Pueblo (MEP). Aquel Istúriz sindicalista era un docente plegado a defender las reivindicaciones y condiciones socioeconómicas de los educadores y la lucha por una mejor educación.

Con el transcurrir de los años, Aristóbulo Istúriz renunció al MEP y fue a parar a las filas de La Causa Radical, organización mejor conocida como La Causa R. En 1989, con el liderazgo de Andrés Velásquez, el partido ganó la Gobernación del estado Bolívar en las primeras elecciones regionales de la historia venezolana, además de varias alcaldías de Guayana. Eso solo confirmaba el respaldo de la ciudadanía que habían obtenido en 1988 al llevar al otrora Congreso Nacional más de 40 parlamentarios.

De esta forma, siendo uno de esos diputados de La Causa R (1988-1993), Aristóbulo Istúriz se convirtió después de aquel apoteósico discurso de Rafael Caldera en el Congreso Nacional (horas después del intento de golpe de Estado que había liderado Hugo Chávez aquel 4 de febrero de 1992) en otro personaje emblemático de la política venezolana, cuando ese mismo día también fue parte de una importante participación oratoria.

Así tenemos que Aristóbulo Istúriz en las elecciones regionales de diciembre de 1992 -en ese entonces los períodos eran de tres años- ganó la Alcaldía de Caracas al derrotar a Claudio Fermín, funciones que ejerció hasta 1996 (perdió en diciembre de 1995) cuando tuvo que entregar esa municipalidad a Antonio Ledezma. Se mantuvo en La Causa R hasta que, por diferencias en el respaldo a la candidatura presidencial de 1998, Istúriz junto con Pablo Medina y Rafael Uzcátegui, entre otros, fundaron Patria Para Todos (PPT) para respaldar a Hugo Chávez, aunque hay que señalar que la división ya se había consumado desde 1997.

2) La siguiente etapa de Aristóbulo Istúriz obviamente comenzaría desde el momento en que el PPT decide brindarle apoyo al líder militar del 4F, quien había fundado el Movimiento Quinta República (MVR) como su principal organización política.

A partir de allí, luego de los comicios del 6 de diciembre de 1998 en los cuales Hugo Chávez se convierte en presidente de la República, Aristóbulo Istúriz se convierte en miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, que redactó la vigente Constitución -hoy muy violada en sus preceptos esenciales-, lo cual llevaría a la llamada megaelección de relegitimar todos los poderes públicos el 30 de julio de 2000. Hay que recordar que antes de esos comicios Istúriz tuvo  diferencias públicas con Hugo Chávez cuando en nombre del PPT criticó cómo había sido la selección para los cargos de aspirantes a elección popular de esos comicios, y mencionó aquella frase: «Chávez se fumó una limpia».

Posteriormente, Aristóbulo Istúriz fue una persona clave del gobierno de Hugo Chávez y siendo ministro de Educación (2001-2007) tuvo un rol estelar en los días del golpe de Estado del 11 de abril de 2002, concretamente 48 horas después, cuando fue desmontada aquella barbarie en la toma del poder por fuerzas reaccionarias.

Para 2007, en ese contexto político, Aristóbulo Istúriz abandona el PPT y se integra a las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y después de fallar nuevamente ante Antonio Ledezma por la Alcaldía Metropolitana (2008) vuelve a convertirse en parlamentario en las elecciones de la Asamblea Nacional (2010), funciones en las cuales se mantuvo hasta 2012, cuando fue electo gobernador de Anzoátegui.

3) La última etapa de Istúriz llega con el madurismo, de la cual no hay mucho que hablar, cuando en muchas de las funciones ejercidas, siendo la más importante nuevamente en el cargo de ministro de Educación, jamás brilló con la luz que pudo haberlo hecho en otros tiempos -en lo personal, como muchos otros docentes, fui destituido del MPPE, sin carta o expediente alguno- sino que se convirtió en copartícipe de lo que hoy es la realidad social del país, así como la gigantesca crisis educativa que ha llevado a miles y miles de educadores a irse del país, en un intento por sobrevivir, mientras otros luchamos con múltiples necesidades entre el hambre y la miseria.

La mayoría del magisterio venezolano no guarda rencor ni odio contra Aristóbulo Istúriz, es más, lo consideran una víctima del madurismo porque alguien de su condición ideológica no merecía un fin de su vida en términos de una extrema polarización política.

Que sea la historia la que coloque al profesor Istúriz en su justo sitio. Paz a su alma.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo