La crónica vertió una lágrima sobre la palabra. El periodismo pierde un portentoso expositor que hizo de la profesión un apostolado de honradez y brillantez. Juan José Peralta era un menudo caballero con textos electrizantes, presentaba sus trabajos con la bendición del quien sabía concitar la atención. Su cerebro ágil andaba en constante ebullición, siempre removiendo los recuerdos de una patria llena de historias olvidadas, con personajes sepultados, que renacían con la convocatoria de una pluma tan parecida a la flauta mágica que despertaba del letargo a las serpientes. Cuando estaba en plena producción literaria el coronavirus nos robó al maravilloso narrador.

El prodigio de la montaña

El maestro Juan José Peralta nació en Humocaro Bajo en el año 1946. En ese hermoso rincón larense, pléyade de bosques y gente laboriosa comenzó el andar de un ciudadano que trascendió los límites de su geografía para hacerse de un buen nombre en el mundo periodístico. Laboró en los diarios El Nacional y El Universal. Allí logró grandes éxitos que lo condujeron hasta lograr el Premio Nacional de Periodismo. Recorrió el país trabajando en algunos medios de oriente y occidente. Sus análisis fueron ganando espacios en páginas especializadas. Docente universitario a todo trance. En la jocosidad estaba el sabio consejo para alumnos deseosos por aprender.

El caso Niehous

El secuestro del industrial Williams Niehous ha sido el de mayor duración. Tres años año y cuatro meses. Un grupo de izquierda lo interceptó en 1976 para hacer del caso toda una odisea de especulaciones. El 29 de junio de 1979 William Niehous fue rescatado por la policía en un rancho cerca de Ciudad Bolívar cuando buscaban a ladrones de ganado. La noticia llegó hasta las redacciones de los periódicos. En el cubículo cuatro de la  redacción de El Nacional estaba un periodista de 30 años de nombre Juan José Peralta. El director del diario era entonces el eximio escritor Ramón José Velásquez. Con un whisky en la mano se paseó por la redacción para decirle a su equipo: “Quien me obsequie el mejor titular de la aparición de William Niehous se gana una caja del mejor escocés. Cada uno hizo su trabajo. Un día después apareció el titular que había escrito Peralta, ya la caja lo esperaba en su cubículo con un lazo y la inscripción de felicidades en una tarjeta.

Tienes futuro

Siendo jefe de redacción del diario El Informador me recibió el primer artículo que escribía en mi vida. Los leyó con ojos escrupulosos. Movía la cabeza en señal aprobatoria. Luego me indicó: “Sale mañana, tienes futuro chamo”. Después de ese pasaron tres años de publicaciones permanentes. Con el tiempo nos hicimos amigos. Fue un ameno consejero que me ayudó en esta labor titánica. Con él se marcha uno de los mejores cronistas del país. Un genuino representante de un periodismo comprometido.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo