Documento de migración francés

Tengo la buena noticia de que el gobierno de Francia, a través de la Corte Nacional de Derecho al Asilo ha otorgado asilo político al hermano masón Ángel Fajardo, miembro de la Logia Santiago Mariño N 208, hermano a quien conozco.

Créanme que celebro esta noticia porque sé las dificultades que tuvieron para encontrar protección y seguridad, así que Francia hace justicia con su situación dándoles protección a Ángel y su familia. También quiero hacer extensiva esta felicitación a todos los que hemos vivido estas terribles circunstancias y presiones por el hecho de ser parte de esta logia y de la masonería. Por cierto, a diferencia de otros masones, podemos decir que hemos mantenido nuestra conducta intachable e irrestricta a favor de los derechos humanos. Pese a las terribles presiones y circunstancias vividas, jamás callamos o nos prestamos ni vendimos nuestra alma al régimen de Maduro para salvar el pellejo, como es el caso de otros masones que por sus actos pueden ser considerados operadores del régimen. Supuestamente, no solo facilitaron medios para que estructuraran persecuciones contra sus propios hermanos, sino que también hubo delación y colaboración. Solo ellos saben lo que hicieron y ya estaremos viéndonos de frente en las circunstancias que nos permitan el derecho y las leyes internacionales para indagar en profundidad cuáles fueron los motivos que hicieron que algunos testigos y víctimas del régimen terminaran convirtiéndose en colaboradores. Pero en el caso del hermano Ángel es francamente la mejor noticia que puede recibir la masonería venezolana, hay que celebrar que la Corte Francesa del Derecho al Asilo se haya tomado el tiempo para conocer y debatir sobre el impacto, la forma y las consecuencias de la persecución del régimen de Maduro contra Oscar Pérez y su grupo. Es realmente histórico y crea el primer precedente jurídico para los masones en Venezuela, para que sus casos de asilo puedan ser observados y entendidos con la experiencia del caso presentado por el hermano Ángel Fajardo y puedan ser amparados por la Convención de Ginebra del 28 de julio de 1951.

Oscar Pérez fotografiado en la antesala del templo masónico de Jesuitas a Maturín Gran Logia de Venezuela

Lo que pasó en la Corte Francesa del Derecho al Asilo fue que el hermano Ángel Fajardo pudo demostrar en principio que era miembro activo de la logia Santiago Mariño N 208 en el preciso momento que Oscar Pérez la frecuentaba; luego, que esta relación cobró mucha relevancia e importancia por las noticias y los reportes de prensa, lo que expuso a los masones después de que el régimen de Maduro dio la orden de captura contra Oscar Pérez. Particularmente, se hizo mención en el documento de otorgamiento de asilo de la Corte Francesa al peligro que representó para los masones estas persecuciones en su contra y todavía mucho más para los que conocieron o estuvieron frecuentando a Oscar Pérez en la misma logia.

La asociación de Oscar Pérez con su logia y con la masoneria en términos generales fue determinante en el criterio del tribunal, así que el juez y su equipo tuvieron acceso a las notas de prensa de los diarios digitales El Pitazo y Tal Cual del mes de enero de 2018 e investigó las reseñas sobre la persecución que hicieron funcionarios de contrainteligencia y los allanamientos a logias masónicas. De ese modo quedó demostrado la veracidad de estas noticias y el hecho de que el régimen de Maduro sí persiguió a los masones en la presunción de que tenían contacto con Oscar Pérez en las logias. Fue por ese hecho noticioso, ampliamente reseñado por la prensa nacional e internacional, que el juez de la causa pudo entender la dimensión y alcance del peligro que corren los masones vinculados a las circunstancias que rodearon la relación entre Oscar Pérez y la masonería.

Tribunal de Estrasburgo

Lo cierto es que el régimen de Maduro puso precio a la vida de uno de los miembros de la Logia Santiago Mariño N 208; luego vino toda esta historia del ajusticiamiento extrajudicial y el crimen cometido contra Oscar Pérez, lo que fue motivo suficiente para dictaminar su fallo a favor de la protección del hermano Ángel Fajardo por su condición de masón venezolano miembro de la misma Logia Santiago Mariño N 208.

No me canso de insistir en la gravísima situación que vivimos los masones con la dictadura de Maduro, hablamos de un régimen que asesinó en flagrancia a Oscar Pérez y José Díaz Pimentel, ambos masones, pero que además persiguió y torturó masones con el fin de ubicar a Oscar Pérez. Este caso ya ha sido llevado por la fiscal general en el exilio, Luisa Ortega Díaz, ante la Corte Penal Internacional; pero además, entre los testigos elevados a la corte se encuentra otro masón, el abogado William Jiménez, ahora en el exilio, precisamente en La Haya, quien era el coordinador nacional de investigaciones estratégicas del Senamecf y denunció al régimen de Maduro de haber ejecutado extrajudicialmente a Oscar Pérez.

El hermano William presentó su denuncia con base, pues él se encontraba presente ese día que ingresaron el cuerpo de Oscar Pérez en la morgue de Bello Monte, y estuvo en la autopsia, pero además, nuevas noticias de crímenes contra otros masones han prendido la alerta. Se trata de los hermanos Juan  Hurtado, comandante de la Casa de Armas de la Guardia de Honor Presidencial, y el comisario Wilmer Muñoz del Sebin, ambos señalados de estar desaparecidos extrajudicialmente, cuyas denuncias fueron realizadas el mismo año 2018 posterior al crimen contra Oscar Pérez. Sus casos ya han sido reseñados en los reportes de violaciones de derechos humanos de Michelle Bachelet. Así que muy grave lo ocurrido y sigue ocurriendo con la masonería venezolana.

Finalmente, quiero extender mis sinceras felicitaciones al hermano Ángel Fajardo, por su merecida protección recibida del Estado francés, que haciendo honor al lema de “libertad, igualdad y fraternidad” que une a ambos, tanto a la nación francesa como a la masonería, han hecho justicia para con los masones libres. En este sentido, como miembro de la recientemente creada Comisión Masónica Internacional de Derechos Humanos, nos hacemos eco de esta noticia y esperamos que los organismos internacionales tomen apunte de lo que ha pasado en Venezuela a los fines que  procedan con la protección de masones solicitantes de refugio y protección.

Extracto del asilo otorgado por un tribunal francés a Ángel Fajardo

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo