Son muchas las emociones que nos pueden despertar las dudas existenciales al momento de preguntarnos quiénes somos, lo cual, nos lleva a analizar la relevancia del autoconocimiento. Esto representa un ingrediente relevante del crecimiento y del desarrollo como individuos. Además, constituye una vía para tener una idea clara y verdadera sobre nosotros mismos, descubrirnos, entender nuestra forma de ser y cuál es nuestro propósito, así como la ruta hacia la cual nos dirigimos.

Este esfuerzo exige establecer el concepto o definición que tenemos de nosotros mismos, lo cual, si es una opinión positiva, se traduce en autoestima y amor propio. Se trata de la  habilidad para realizar un análisis interno que permite saber cómo nos diferenciamos de los otros. De esta manera, se debe realizar una reflexión para entender mejor nuestras cualidades y atributos, así como nuestras limitaciones y defectos, con el fin de aprovecharlos o mejorarlos.

Indudablemente, conocernos a nosotros mismos es el secreto del equilibrio y del desarrollo personal, pues nos facilita tener claro lo que deseamos y administrar muy bien nuestras emociones. Así mismo, nos permite plantearnos metas verdaderas cuando tomamos en cuenta en qué punto nos encontramos y hacia dónde nos dirigimos, para tomar medidas acertadas.

Este proceso debe incluir la autopercepción, estableciendo las distintas diferencias que tenemos en nuestra personalidad. También la autoobservación, que permite conocer mejor nuestras actitudes y comportamiento. Igualmente, la memoria fotográfica, con el fin de generar nuestra propia historia. Del mismo modo, el análisis sobre nuestra autoestima para establecer la valoración que sentimos por nosotros y la autopercepción, considerando la capacidad  de aceptarnos como somos.

Sin duda, realizar esta instrospección ayuda a entender cómo somos, para llevarnos a querernos a nosotros mismos, a estar felices con nuestra realidad, lo cual, por ende también permite mejorar las relaciones con los demás. La importancia por supuesto, es seguir desarrollándonos y fortalecer los vínculos con las personas que nos rodean.

Al mismo tiempo, podemos aplicarlo a lo largo de la vida, ya que experimentamos múltiples cambios que nos exigen revisarnos y reflexionar sobre este aspecto, pues nos facilita entender dónde nos encontramos, replantear muchos aspectos y enfrentarnos a esos diversos retos, orientados a lograr nuestro crecimiento y bienestar.

Es así como podemos resumir en pocas palabras que, el autoconocimiento es una práctica para entendernos mejor y así tener mayor claridad de lo que somos, de nuestra personalidad, forma de comportarnos, gustos e intereses particulares, para, ser más conocedores  de nuestra realidad y conectarnos con nuestros propósitos.

No olvidemos que cada uno de nosotros, de alguna forma, nos encontramos buscando consolidar nuestras propias ilusiones y no siempre, lo hacemos de manera consciente.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo