Foto: AFP – GETTY IMAGES

Aunque su nombre José Raúl Mulino no nos diga mucho o no sea muy conocido fuera de su país, el nuevo presidente de Panamá es un experimentado político, abogado y diplomático que en el pasado ha ocupado cargos importantísimos para el gobierno y la gobernabilidad de Panamá, ha sido miembro del Tribunal Supremo de Justicia, ministro de Seguridad Pública, y de Seguridad y Justicia, y ministro de Relaciones Exteriores del gobierno del presidente Guillermo Endara.

Una experiencia nada desestimable para un presidente que está en la edad ideal (64 años) para un buen desempeño gubernamental y político

Por lo pronto ha anunciado que su primera medida será evitar que la zona del Darién siga siendo el camino por donde pasan los migrantes de otros países de la América Latina en su ruta hacia Estados Unidos, que se ha convertido en un grave problema político, humano y social.

Otra acción importante, inaplazable y de gran significación impositiva y financiera para su gobierno está en la de darle un nuevo impulso al Canal de Panamá, garantizar suficiente agua para su funcionamiento, diversificando sus fuentes de alimentación y no dejar que sea la lluvia su casi único medio de abastecimiento. Debe aprovechar las circunstancias que obligan a Europa y a la misma América a exportar e importar sus productos y la materia prima de su producción.

Atender los problemas de producción de riquezas y estabilidad política, así como la nueva fase de economía de mercado con política social, debe ser el enfoque de este experimentado político y gobernante que tiene que aprovechar sus conocimientos, capacidad y experiencia para convertirse en el líder de los nuevos tiempos que sugieren progreso y mucho futuro para el continente americano.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!