Se avecina una nueva y emocionante era de la aviación eléctrica, en la que los aviones de entrenamiento innovadores y los aviones deportivos eléctricos serán esenciales para llevar la experiencia eléctrica del vuelo a los futuros pilotos de hoy y del futuro.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo [IATA] predice que el número de pasajeros transportados podría duplicarse a 8.200 millones para 2037. Este aumento ha llevado a la comunidad mundial de la aviación a trabajar para compensar los impactos ambientales negativos de los viajes aéreos, particularmente a través de la reducción del óxido nitroso y el carbono, así como la reducción de la contaminación acústica.

Para abordar estos nuevos retos, la gente de Rolls-Royce, pioneros en tecnologías y tipos de sistemas de propulsión cada vez más respetuosos del medio ambiente y constructor durante los últimos 25 años de la familia de motores “Trent”, un turboventilador o turbofan para aviones de pasajeros que ha continuado superando los límites de lo posible. Cada nuevo modelo ha establecido puntos de referencia de rendimiento para la aviación civil. En total, han acumulado más de 145 millones de horas de vuelo.

Los miembros de la familia de motores Trent ahora están en servicio en los Airbus A330, A340, A350 y A380, así como en los Boeing 777 y 787 Dreamliner. La versión más poderosa del motor más eficiente del mundo en servicio hoy en día, el Trent XWB-97, ya ha logrado acumular 1 millón de horas de vuelo.

El Trent XWB-97 es el motor exclusivo del Airbus A350-1000 y contribuye a que la aeronave consuma 25% menos de combustible y reduzca las emisiones de CO2 en comparación con las aeronaves de la generación anterior. El motor también impulsará el nuevo carguero de Airbus, el A350F.

Pero con esta proyección de aumento de pasajeros y la necesidad de casi 800.000 nuevos pilotos comerciales y de líneas aéreas requeridos para los próximos 20 años, las predicciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), calculan que se requerirán alrededor de 65.000 nuevos aviones de entrenamiento.

Los ruidosos entrenadores de dos asientos actuales, siendo ejemplo de ellos el típico entrenador Cessna 172, utilizando combustibles fósilescon motores de pistón que requieren un mayor número de componentes comparados con los motores eléctricos,son cada día más caros de mantener, están envejeciendo día a día y quedando en el recuerdo.

Es en estos pequeños aviones en los que Rolls Royce está probando sus nuevos sistemas de propulsión eléctrica y son la clave para llevar el futuro de la aviación al mercado de las escuelas de aviación.

El desarrollo de sistemas de propulsión totalmente eléctrica e híbrida eléctrica para aeronaves es una parte clave del esfuerzo para suplir la demanda de aviones de entrenamiento eléctricos

Warren East, director ejecutivo (CEO) de Rolls-Royce, dijo:

“La tecnología avanzada de baterías y propulsión desarrolladas para este programa tiene aplicaciones interesantes para el mercado de movilidad aérea avanzada. Siguiendo el enfoque mundial sobre la necesidad de acción en la COP26, este es otro hito que ayudará a hacer realidad el ‘jet zero’ y respalda nuestras ambiciones de ofrecer los avances tecnológicos que la sociedad necesita para descarbonizar el transporte por aire, tierra y mar».

Rolls Royce está enfocada en la necesidad urgente de nuevos sistemas de propulsión para aeronaves de entrenamiento que sean rentables, respetuosos con el medio ambiente, seguros y silenciosos, que superenlos objetivo de la COP26 logrando compromisos de acción para mantener el calentamiento global «bien por debajo» de 2 grados C, para evitar una catástrofe climática. Y continuar reduciendo las emisiones hasta que se llegue a neto cero para 2050.

El desarrollo de pequeños aviones de entrenamiento eléctricos de Rolls-Royce con sus socios en todo el mundo son una meta en pleno desarrollo. Entre estos pequeños aviones tenemos:

Magnus eFusion

El Magnus eFusion, un avión de entrenamiento biplaza con capacidades acrobáticas ligeras, que sirve como banco de pruebas de vuelo para los sistemas de propulsión eléctrica de menos de 100 kW desarrollados por Rolls-Royce Hungría.

El avión es operado por el socio de Rolls-Royce en Hungría, Magnus Aircraft, un fabricante húngaro de aviones deportivos. Desde su vuelo inaugural en abril de 2016, tres Magnus eFusion más han sido equipados con diferentes versiones totalmente eléctricas e híbridas eléctricas de tecnología de propulsión Rolls-Royce

En total, los aviones de prueba de eFusion han acumulado más de 300 horas de vuelo. Un valioso tiempo de prueba para los ingenieros que trabajan para mejorar continuamente los prototipos de propulsión. Para ilustrar esto: el primer vuelo del Magnus eFusion fue propulsado por un motor eléctrico de 45 kW. Después de varias iteraciones y mejoras técnicas, este sistema ahora tiene una potencia de salida continua de 70 kW.

El  “Spirit of Innovation” o Espíritu de Innovación

Steve Jones, piloto de pruebas de Electroflight, en el avión “Spirit of Innovation”. Crédito a John M Dibbs

Steve Jones, piloto de pruebas de Electroflight, en el avión “Spirit of Innovation”. Crédito a John M Dibbs.

Un interesante desarrollo en colaboración entre Rolls-Royce y organizaciones gubernamentales, bajo el programa ACCEL ‘Accelerating the Electrification of Flight’ del Reino Unido. Está parcialmente financiado por el Instituto de Tecnología Aeroespacial (ATI), en asociación con el Departamento de Negocios, Energía, Estrategia Industrial e Innovación del Reino Unido, unidos para invertir fondos y experiencia en la creación de tecnologías innovadoras que adopten fuentes de energía sostenibles.

Recientemente la Federación Aeronáutica Internacional (FAI) ha ratificado dos récords de velocidad establecidos por los pilotos británicos Phill O’Dell y Steve Jones en el avión eléctrico “Spirit of Innovation”.

El “Spirit of Innovation” es un avión que clasifica en la categoría FAI de C-1c (con peso de despegue entre 1.000 a 1.750 kg) del Grupo 6: eléctrico.

El primer récord lo estableció el piloto Steve Jones, quien alcanzó una velocidad de 532,1 km/h en un recorrido de 15 km en el sitio de prueba de aviones experimentales del gobierno del Reino Unido, Boscombe Down, el 11 de noviembre de 2021.

Tras este logro llegó el piloto Phill O’Dell, que tomó los mandos de “Spirit of Innovation” para alcanzar una impresionante velocidad de 555,9 km/h en un recorrido establecido de 3 km, batiendo el récord en más del doble existente en la categoría de 213,04 km/h, establecido por el alemán Walter Kampsmann en 2017.

El avión “Espíritu de Innovación” está conformado por:

  • 6.480 celdas de batería: suficiente para cargar 7.500 teléfonos.
  • Fuselaje: Némesis NXT.
  • Rotación de la hélice: 2.200 rpm.
  • Potencia del motor: 400kw.

El Extra 330 LE

El Extra 330LE es un avión acrobático de dos asientos que sirve como banco de pruebas de vuelo para motores en la clase de ¼ a ½ MW.

El motor eléctrico RRP 260D con una potencia de 260 kW se probó por primera vez en vuelo a bordo de este avión, de la Extra Aircraft con sede en Alemania. Se presentó en la exposición AERO Friedrichshafen en abril de 2016. El Extra 330LE ayudó a demostrar la capacidad récord de potencia del motor. Con una relación peso-potencia del motor de 5,2 kW/kg, el sistema RRP 260D representa un hito en el desarrollo tecnológico. La siguiente iteración, la SP 260D-A, apunta a llevar esto a 5,8 kW/kg.

El Extra 330LE es un excelente banco de pruebas de vuelo, ya que tiene capacidades acrobáticas completas, lo que les permite a los ingenieros de Rolls-Royce probar los sistemas bajo cargas de vuelo más altas y condiciones extremas. También está diseñado de manera que los trenes motrices se pueden integrar e intercambiar con bastante facilidad, una condición previa perfecta para probar futuros prototipos nuevos, incluidas las clases de mayor potencia. El avión ahora es propiedad y está operado por APUS y está ubicado en el aeropuerto de Strausberg, esperando vuelos de prueba con su sistema de batería mejorado y la nueva versión RRP 260D Modelo A.

Rolls-Royce también está trabajando en un avión de pasajeros totalmente eléctrico para el mercado de pasajeros, junto con el fabricante de aviones Tecnam y la aerolínea Widerøes Flyveselskap ASA, la aerolínea regional más grande de Escandinavia, llamada simplemente como Widerøe, considerada la aerolínea regional más grande de los países nórdicos. Este se espera esté listo para el servicio comercial en 2026.

Cada día que pasa,el rugir de los motores y el silbido de las turbinas, conjuntamente con los olores a combustibles de gasolina 100-130 y querosén Jet A1 van quedando en los recuerdos de generaciones de antiguos y experimentados pilotos, muchos de ellos bautizados con aceites de motor después de su primer vuelo solo.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!