Desde el año 2004 los emoticons han sido parte de debate judicial en los Estados Unidos[1], inicialmente los jueces omitían los símbolos gráficos y se concentraban solo en el texto del mensaje, sin embargo, la frecuencia del uso y los hoy llamados emojis (mucho más numerosos y expresivos), han redireccionado a los operadores jurídicos a sostener la necesidad de valorar los emojis y emoticons ya que pueden afectar el sentido de las palabras que se están intercambiando.

Según el profesor Goldman, E. en un estudio que tituló “Emoji Law 2018” publicado a principios del 2019, los emojis han tenido un aumento exponencial en los procesos judiciales, alcanzando 30% de los casos en el año 2018, bien sea que se trate de procesos penales o civiles. Y si nos detenemos un instante a examinar como se comunican las personas en la actualidad, veremos que estamos permanentemente empleando WhatsApp o redes sociales a través de las cuales no solo interactuamos para manifestar una idea, sino que también usamos esos medios para realizar transacciones, comprar y vender bienes o servicios, donde el emoji juega, cada vez más, un papel significativo, hasta el punto que hay personas que te responden una pregunta simplemente con un Emoji, lo cual, implica una determinada emoción o sentir sin que se emita palabra alguna.

El tema está precisamente en el aspecto ambiguo de algunos emojis, ¿qué significan con exactitud?, lógicamente si el Emoji puede ser utilizado como argumento en un proceso judicial para sostener que una persona afirmó o negó, aceptó o rechazó algo, pues dicho símbolo podría ayudar al juez a tomar una decisión, pero no siempre es fácil. Un caso interesante ocurrió en 2016 en Israel donde un hombre puso una casa en alquiler en un sitio web, comenzó a recibir mensajes directamente a su cuenta donde una pareja manifestaba su interés utilizando caras felices, abriendo botella de champagne, ardillas, mujer bailando flamenco y otros emojis. El arrendador retiró el inmueble del sitio web y luego de que los arrendatarios interesados sostuvieron que harían algunos ajustes al contrato para finiquitar todo y mudarse, desaparecieron. El propietario ejerció acciones contra la pareja y esta, en su  defensa, sostuvo que sus mensajes no representaban una afirmación de que habían aceptado alquilar el inmueble, sin embargo, el juez estimó que los mensajes y los símbolos gráficos -emojis- empleados manifestaban gran optimismo respecto al inmueble ofrecido en arrendamiento, concluyendo el juez que se apreciaba una actuación de mala fe por parte de los demandados, ya que, a pesar que estos no estaban seguros de alquilar el inmueble, sin embargo, siguieron enviando mensajes con emojis optimistas al propietario, lo que obviamente hizo suponer a éste que se mantenía el interés en alquilar su casa. Agregó el juez que mediante mensajes cargados de optimismo a través de emojis, dieron largas al asunto, hasta el punto de que la fecha en que debía iniciar el arrendamiento había sido excedida y el arrendador seguía esperando por los supuestos interesados[2].

Llama la atención también cómo puede ser interpretado un emoji, lógicamente hay que observar el contexto del mensaje, pero mucho más difícil sería el caso donde las respuestas son únicamente emojis, es decir, no hay palabras o texto, solo emojis. Por ejemplo, yo siempre le envío mi columna de El Nacional a una amiga y ella segundos más tarde me responde con el emoji de la mujer española con traje flamenco rojo. Por el tiempo de respuesta sé que no leyó la columna, pero me pregunto, cómo lo interpreto, ¿está muy emocionada por la columna? ¿Está en clases de flamenco y por eso no puede responder?, lógicamente que el emoji no siempre será conclusivo respecto al sentir de la persona que envía el mensaje.

Pero los problemas no son solo de interpretación, también está el hecho de que el emoji puede lucir diferente dependiendo del tipo de plataforma tecnológica que estás utilizando y eso también debe ser considerado si en algún momento el símbolo gráfico es objeto de prueba. Además, pudiera ser el caso que la persona que envía el emoji pensara, de buena fe, que dicho símbolo significaba otra cosa. Por ejemplo, cuando se comenzaron a usar los emojis algunos pensaban que uno de los símbolos era pudín de chocolate con rostro, totalmente equivocado.

Otro interesante caso ocurrió en California, donde un hombre fue arrestado durante un trabajo encubierto para captar a una red de prostitución. La fiscalía intentaba demostrar que el imputado estaba incitando a la prostitución[3], presentando como prueba algunos mensajes de teléfono dirigidos a la dama que actuaba de encubierto que decían: “Trabajo en equipo hace que el sueño funcione”, a ello se le añadían los emojis de tacones altos  y una bolsa de dinero . El abogado del acusado sostuvo que ese mensaje podía significar una intención romántica. Y ciertamente no es un mensaje claro, pero si vemos solo el texto del mensaje prácticamente no nos permite concluir nada, pero los emojis crean nuevas ideas sobre el contexto y si a eso se le añade que el imputado fue arrestado durante actos en los que se desarrollaban actos de prostitución, pues comienza a agarrar cuerpo una posible acusación.

Posiblemente uno de los emojis más significativos es el del pulgar hacia arriba, puesto que luce particularmente claro como manifestación de conformidad, aceptación o aprobación. De hecho, la Audiencia Provincial de Valladolid (España) se pronunció sobre ese Emoji en un caso en 2018 donde demandante y demandado discutían sobre las horas de uso de una maquinaria y el precio a pagar. El tribunal estimó que el pulgar hacia arriba suponía aceptación del número de horas y, por tanto, había que pagar por ellas[4] .

De manera que pongan atención a mensajes digitales que pueden traer consecuencias jurídicas,  con los emojis que están usando, creo que es prudente comenzar a administrar mejor esas caritas que lanzan besitos, pulgares hacia arriba por doquier y pudines de chocolate con rostro.

[1] Ver blog del profesor de la Universidad de Santa Clara Eric Goldman https://blog.ericgoldman.org/archives/2019/01/emoji-law-2018-year-in-review.htm ultima vez visitado el 01/12/2019

[2] Ver http://room404.net/eng/%F0%9F%92%83%F0%9F%8F%BB%F0%9F%91%AF%E2%80%8D%E2%9C%8C%EF%B8%8F%E2%98%84%EF%B8%8F%F0%9F%90%BF%EF%B8%8F%F0%9F%8D%BE-show-intention-to-rent-apartment-says-judge/ última vez visitado el 01/12/2019

[3] Ver https://www.theverge.com/2019/2/18/18225231/emoji-emoticon-court-case-reference última vez visitado el 01/12/2019

[4] Ver “Los emojis de WhatsApp sirven de prueba en las disputas judiciales”  https://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2019/11/15/5dcd824ce5fdea94498b4639.html última vez visitado el 01/12/2019

Loading...