Jung planteaba que los OVNI son un símbolo de totalidad que avisa el peligro de la masificación para la vida del individuo, volcado hacia el exterior e incapaz de comprender su interior. Una clara correspondencia de lo que el individuo vive adentro y se refleja afuera y de cómo la desorientación general imperante, la división política en el mundo y la consiguiente separación individual de la conciencia y lo inconsciente está constelado en una forma inconsciente bajo una condición de sincronicidad.

Las empresas enfrentan retos constantes que surgen debido a procesos del colectivo que, si bien algunos piensan que no les afecta en el tipo de producto o de servicio, debe considerar cada aspecto y  fundamentar de nuevo el discurso que le facilite maniobrar entre tantos movimientos actuales y que en muchas ocasiones, por no comprender la correspondencia –como es adentro es afuera– desestiman el ritmo pendular de los eventos y llegan tarde al diseño de estrategias que permitan anticipar o corregir políticas que no estén dentro de lo nuevo que el mercado ha determinado.

Todo esto intenta concluir que mas allá de que se nos haya demostrado que el entorno cambia bruscamente, es una realidad que se debe asumir como cierta y que cada acción de afuera debe ser analizada desde adentro para poder anticiparnos y generar estrategias que no nos hagan parecer insensatos. No tener la integridad necesaria para cambiar y generar una postura más adecuada y ética ante el cliente, tendrá sus costos.

La conciencia colectiva y la sincronicidad de hechos alrededor de su empresa, indistinto se hable de OVNI o de salud, interfieren en el desarrollo de las organizaciones y en el quehacer diario, así como también en el de usted, su familia y en el de cada uno de los individuos en su organización.

¿Usted tiene un banco o una compañía de seguros? Es muy factible que se le hayan presentado precancelaciones, disminución en los plazos en colocaciones o esté con un actuario estudiando los riesgos asociados al mercado y su impacto en las carteras, o bien si su empresa es de servicios, ha visto disminuido su radio de acción por el sinnúmero de nuevas modalidades de higiene que el cliente/usuario requiere y que impactan directamente en la rentabilidad; entonces es importante también que usted entienda que todo está cambiando y que se debe planificar con base en lo que ha venido aconteciendo a su alrededor y en el colectivo para formular un nuevo plan de acción que considere todo eso que está ahí nuevo y que representa una amenaza o, si lo prefiere, una gran oportunidad.

Su empresa está llamada a revisarse. ¿Es usted político? Revísese. Aproveche la oportunidad de alquimizarce y de revisar la fortaleza que sus objetivos mantienen, reformular aquellos que deben ser reformulados, asumir la integridad que le permitirá re-plantearse y llamar a cada uno de los individuos de su organización a participar en el establecimiento del nuevo ideario, más allá de lo que para usted sirva esa manifestación abrumadora de ideas, sirve también para unificar la visión de su gente con base en nuevas perspectivas que permitan que no solo su financiero indique dónde invertir, el estratega dónde irá la campaña o el operativo genere planes logísticos, sino también esa inteligencia del corazón de su gente que le permitirá amalgamar e impulsar con pasión cada actividad que se enrute en el nuevo mapa diseñado.

La idea es cambiar aquello que no queremos cambiar, atrévase.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo