Recogiendo el testigo de la época de la Ruta de la Seda, cuando el Turkestán era una importante zona de paso que comunicaba Europa con China, Asia Central sigue siendo un punto geoestratégico por su localización en el corazón del continente euroasiático. Lo que allí suceda en materia política, social o económica influye en el devenir de las relaciones internacionales y, por lo tanto, siempre será noticia. El tema hoy es el petróleo, considerando que allí se encuentra 75% de las reservas de energía conocidas y se genera 55% del PIB mundial.

Desde Asia Central, compuesta por las repúblicas de Kazajistán, Kirguizistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán, parten varios oleoductos y gasoductos en todas direcciones. Esto la convierte en el blanco de intereses geopolíticos, por lo que es fácil suponer que será una de las zonas más sensibles del planeta en los próximos años.

Si durante casi medio siglo el mundo asistió al decurso de una tensa “Guerra Fría” con sus imprevisibles consecuencias bajo la espada de Damocles de una mutua destrucción nuclear, ahora será la era de una “carrera caliente” para ver quién llega primero a la energía enterrada bajo la capa de una millonaria historia geológica, y logra llevarla al domicilio del usuario dondequiera que esté, dice el doctor Kaldone Nweihed en su libro titulado De la estepa y el caballo al oleoducto y el rascacielos, publicado por el Centro de Estudios de África y Asia de la ULA (2016). Obra cuya lectura hoy, a pocos días de su sentida muerte, buscamos promover, pues nos asiste la certeza de que se convertirá en obligada referencia para los interesados en esta región.  De poco valen análisis acuciosos sobre aspectos puntuales y ejercicios prospectivos que no tengan una buena base histórica.

Este palestino de nacimiento y venezolano por querencia, profesor jubilado de la Universidad Simón Bolívar, tan amigo de la UCV como de la Universidad de los Andes, y que engrandeciera el Servicio Exterior con sus dotes de diplomático, fue por sobre todo un investigador incansable. Y en este libro que hoy reseñamos da cuenta de:

a) El espacio y sus nombres, Asia Central, Turquestán, Alta Tartaria, Maverranahr  y Transoxiana b) El tiempo y sus nombres, en un recorrido histórico  desde el siglo V a.C. hasta las independencias pos derrumbe de la URSS a finales del siglo XX; c) El experimento socialista, para entender las características y consecuencias del colonialismo ruso y el régimen soviético d) De la primera década (hasta las guerras de Afganistán), para finalmente reflexionar sobre este tiempo que vivimos e) Después de las guerras, capítulo en el que evalúa el potencial energético de la región.

Desde un ayer de estepas y caballos hacia un mañana de oleoductos y rascacielos ha transcurrido una larga historia milenaria protagonizada por un respetable sector de la familia humana. Pertenece a “Humania del Sur” aunque “Central” se apellide, y de la mano del doctor Kaldone es ciertamente un placer recorrerla.