“Esta pandemia es extraordinariamente grave…Va a empujar a cientos de millones de personas a la pobreza…Ahora economía es salud pública. Si se controla esta pandemia, se restaura la vida cotidiana y económica. Si la pandemia no se controla y seguimos propagando el virus alrededor del mundo, si afecta mucho a los países pobres y a los países de ingresos medios, los impactos económicos durarán años y serán muy graves… Si esos impactos económicos muy graves conducen a una crisis financiera… Si tenemos una crisis financiera, una crisis de salud pública y una crisis geopolítica, tendremos otra era de Gran Depresión…” (BBC, 15-05-2020): https://bbc.in/3ddvWLE

“Una recesión más profunda este año y una recuperación más lenta en 2021 pronostica el FMI, por la pandemia de covid-19, con impacto negativo más agudo sobre los hogares de bajos ingresos. Ello arriesga un aumento significativo en la desigualdad y los esfuerzos por reducir la pobreza extrema mundial, emprendidos desde la década de 1990…Para evitar que se repita lo que calificó como una catástrofe, el FMI pidió que la comunidad global actúe ahora, mediante la construcción de reservas mundiales de suministros esenciales y equipos de protección, la financiación de la investigación y el apoyo a los sistemas de salud pública, y la implementación de modalidades efectivas para brindar ayuda a los más necesitados”. (CNN, 25-06-2020): https://cnn.it/2BHyPGB

Esta coronacrisis que padece la humanidad en su totalidad, obliga por una parte a un alto nivel de conciencia que viabilice la capacidad reflexiva para emplear “la sabiduría, la inteligencia y la ciencia” para resetear y reconstruir una vida realmente digna en el planeta tierra,  pero igualmente demanda múltiples enfoques para su comprensión y resolución, entre ellos un análisis de percepción sustentado en la confianza y seguridad. Todo ello con el fin de lograr objetivos verdaderamente garantes de bienestar sustentable para la sociedad en su conjunto. Sin embargo, pareciera que seguirá el mismo patrón de conducta, y muestra de ello el  “covidfriday” colombiano relatado en las siguientes líneas: https://bit.ly/2VdXgCH

“Después de meses de pandemia, es raro encontrar alguien sobre la superficie de este planeta que no conozca al pie de la letra los consejos fundamentales para evitar el aumento de los contagios. Uno: mantener la distancia social. Dos: evitar reuniones masivas.

En efecto, es raro encontrar gente que no conozca esas recomendaciones pero no imposible porque  parece que las autoridades colombianas no lo tienen igual de claro. Justo cuando la OMS alerta que la pandemia entró en una fase de mayor crecimiento y el epicentro se desplazó hacia América Latina, el Gobierno del presidente Duque organizó y promovió tres jornadas de #DíaSinIVA, que muchos colombianos bautizaron jocosamente como ‘covidfriday’ por las aglomeraciones que se produjeron y el riesgo que suponen para la salud.

Hay que tener en cuenta que justamente en los últimos días, Colombia ha venido experimentando un aumento récord, superando a diario los más de 3.000 contagios y el centenar de muertos. A esto se suman las dudas sobre el número real de infectados, puesto que el aumento en las pruebas recién empezó en las semanas recientes y sigue siendo bajo respecto a otros países. Por ejemplo, en las zonas más golpeadas, como Bogotá o los departamentos de Atlántico o el Valle del Cauca, la cantidad de positivos sobre test realizados es preocupantemente alta. En Atlántico, uno de cada cuatro testados da positivo, lo que sugiere que el número real de contagiados es  muchísimo mayor al detectado.

La ocupación de camas de UCI en los tres principales focos es la mayor desde el inicio de la pandemia y puede desbordarse de seguir la tendencia. Es decir, lejos de encontrarse en meseta o descenso, todo indica que Colombia está cerca de alcanzar su pico.

Además del previsible efecto sobre la salud de los colombianos, la medida también puede resultar doblemente contraproducente para las finanzas colombianas. No solo por los casi 90 millones de dólares, aproximadamente, que dejarán de ingresar las arcas públicas por estas jornadas,  sino por el inesperado gasto extra que tendrán que enfrentar las partidas de salud de dispararse los contagios a consecuencia de las mismas. Es decir, recortar los ingresos y aumentar los gastos.  ¡Y todo en una misma jugada! ¡Dos por el precio de uno! Porque, independientemente del efecto que estos días tengan en reimpulsar la actividad económica, que benefician a medianos y grandes comerciantes, sobre todo, su impacto fiscal y sanitario lo puede terminar pagando la ciudadanía de a pie por partida doble.

Y lo más inquietante del tema no es suponer que estas jornadas se definieran ignorando o minimizando el riesgo que suponen para la salud de miles de colombianos. Lo verdaderamente inquietante es suponer que se definieran a pesar de conocerlo perfectamente”

P.D. Coronacrisis/Reseteo. Charla virtual. Plataforma Zoom. Lunes 29-06-2020. Hora: 10:00 am. Gratuita. Cupo limitado. Inscripción: por correo o  +584168735028 (WhatsApp)

 

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 al 2020.

[email protected]

@tipsaldia


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo