“El valor y la sagacidad son tan comunes en los salteadores de caminos como en los héroes”

Rey Federico II el Grande

Se trata del último artículo titulado “Corrupción electoral”, ya no es necesario seguir analizando hechos para anticiparse a los eventos. Es posible adelantar que las próximas curules en la Asamblea Nacional están asignadas. La votación popular será una mera formalidad. De igual manera, la junta directiva de lo que será el botín del robo ya debe tener sus primeros integrantes.

Los recientes hechos del escenario político han evidenciado cómo la mezquindad y la avaricia puede perjudicar una sociedad. Una vez más, la arrogancia, el orgullo y el egoísmo tan intrínsecos en nuestra cultura venezolana hicieron su mejor actuación.

Al mismo tiempo, el régimen y una “falsa oposición” actuaron con sagacidad para robar las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Por su parte, la Presidencia legítima de la República con sus aciertos y desaciertos, en cualquier caso, la única institución válida fue hecha a un lado y hasta ahora así ha quedado.

Al respecto de esa “falsa oposición” es justo mencionar que en Venezuela solo hay un régimen corrupto y delincuente. Del otro lado, el último vestigio de legalidad constitucional que intenta recuperar la democracia en el país. No hay terceras vías, no hay falsos líderes o falsa oposición, no existen “alacranes” o cualquier cosa similar. Basta de seguir confundiendo la situación en el país. Hay un régimen violador y una Presidencia encargada, a cargo de quien ha sido el presidente de la Asamblea Nacional.

El robo de las fraudulentas elecciones convocadas para diciembre de este año ha sido muy bien planeado. Maduro anunció el crimen, al día siguiente María Corina Machado rechazó sumarse a la unidad propuesta por el presidente encargado de la República. Seguidamente, Machado se presenta ante el público asegurando que una coalición militar internacional resolverá los males del país. Una opción que jamás sucederá, pero afectó negativamente la imagen del gobierno encargado. Unas horas después, Maduro informó sobre la liberación de algunos presos políticos. Un poco después, Henrique Capriles Radonski la liberación de los presos políticos por “gestiones personales”. Inmediatamente, se conoce que junto con Stalin González habrían negociado con el régimen, no se sabe exactamente qué. Esa negociación habría sucedido bajo el acompañamiento del gobierno de Turquía, aliado del régimen y de la cual la Unión Europea habría tenido información previa.

La situación es clara, el régimen liberó a algunos presos políticos para hacer parecer que se produjo una negociación. Capriles está convencido de que lo logró por “gestiones personales”. De esta manera, el régimen tratará de recobrar el espacio ganado por la Presidencia legítima, sobre todo, intentaría levantar las sanciones impuestas por los Estados Unidos de América. De esta manera, reactivaría su poderío creando un ambiente irreal. Capriles y otros iguales intentarán ganar las elecciones parlamentarias, así el régimen creará un nuevo frente que le permita hacerle creer al mundo que es democrático.

A menos que suceda algo fuera del control del régimen en los próximos tres meses, el Gran Robo fue consumado. El 6 de diciembre se anunciará lo que ya ha sido decidido y en enero de 2021, los hoy líderes políticos que han enfrentado al régimen tendrán que huir. Lo que sucederá después será más de lo mismo, el país seguirá a oscuras, indefenso e inmerso en una crisis humanitaria y política.

La última carta la tiene la gente, si salen a votar el 6 de diciembre todo estará perdido. Por el contrario, si participan pasivamente y no ejercen el sufragio el régimen quedará en evidencia ante el mundo. Entonces, algo sucederá y la balanza se inclinará a favor de un cambio positivo para el país.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo