María Corina Machado respaldó a Edmundo González en La Victoria. Foto: Vente Venezuela
Foto: Vente Venezuela

Ante el fracaso de su estrategia para crear un entorno favorable a su reelección que consistía en: dispersar y confundir el voto opositor mediante el estímulo de la proliferación de candidaturas no chavistas, pero tributarias del régimen; impedir la consolidación de una fórmula unitaria de la oposición democrática; auspiciar una alta abstención ciudadana; el uso de la coacción, hostigamiento, represión a medios de comunicación, comunicadores sociales, dirigentes y activistas democráticos, empresarios que presten algún servicio a la oposición. Se especula que el régimen está por activar otras estrategias para tratar de revertir la tendencia creciente hacia su derrota el 28 de julio.

Asociar más la figura de Maduro con Chávez. Escalar las acciones de coacción, hostigamiento y represión. Anular la tarjeta MUD (la más competitiva de la oposición democrática, y ahora con más razón por el secuestro de las tarjetas de varios partidos democráticos) mediante decisión del TSJ. Suspender sine die el proceso electoral mediante un decreto de Estado de Excepción o de Emergencia alegando el Diferendo del Esequibo son las, supuestas, operaciones políticas a ejecutar por el oficialismo. La primera ganancia sería crear escepticismo e inseguridad respecto de la viabilidad y ocurrencia del proceso comicial.

¿Estará en realidad el chavismo en disposición de pagar los costos geopolíticos y reputacionales que suponen esas operaciones sobrevenidas? Es difícil afirmarlo o negarlo,  lo que sí es  indiscutible es que no van facilitar su derrota. Por eso no descarto que algunas de ellas se materialicen en algún formato. Aunque pareciera que más bien van por complicar la concurrencia masiva de la ciudadanía a los centros de votación y el ejercicio del voto. En cualquier caso, la alianza MCM-PU debe prepararse para cualquiera de los escenarios que puedan presentarse.

Sin incurrir en triunfalismo, hay que registrar que vamos bien: tenemos candidatura unitaria, el tándem Edmundo-María Corina luce aceitado y el endoso de la representación viene dándose con naturalidad y en ascenso consolidando la tendencia de que la competencia real es  Edmundo vs Maduro con ventaja creciente hacia candidato democrático. El acto en La Victoria, el sábado pasado, no solo fue el exitoso debut de masas de Edmundo sino el primer acto de campaña conjunto de la alianza MCM-PU lo cual es algo auspicioso y demuestra que la unidad de la oposición democrática “crece y se fortalece”.

A la oposición democrática no le conviene la generación de escepticismo e inseguridad respecto de la celebración del proceso electoral por lo cual debe actuar para disipar las dudas y complicar las maniobras del oficialismo. Eso significa continuar haciendo lo que se está haciendo.  Seguir recorriendo la geografía nacional agitando con el mensaje de esperanza y cambio tranquilo pero rotundo que encarnan Edmundo y María Corina, trabajando para organizar un dispositivo de seguridad electoral garante del derecho ciudadano al voto libre, su registro fiel en las actas y la defensa del resultado.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!