Toda gran historia comienza como una aventura, un poco incierta, con múltiples sensaciones y emociones, quizás hasta un poco desdibujada. Sin embargo, solo aquellos valientes que no temen al fracaso, ni a la incertidumbre del “Gato de Schrödinger”, suelen ser quienes a medida que avanzan por el tejido del espacio-tiempo prueban y conviven junto al éxito en un camino de bondades.

Este es el caso especial de dos grandes comunidades de científicos “superhéroes” venezolanos que, empujados fuera de su país, han emprendido una misión colosal, no solo hacer ciencia de altura en diversas latitudes dentro de los laboratorios y universidades más prestigiosas del mundo, sino también compartir y transmitir sus conocimientos a la siguiente generación de científicos de diversos países de Latinoamérica y haciendo de la ciencia un vehículo de desarrollo social, ellos son CEVALE2VE y Fundación Persea.

Un brillo de alta energía

Al terminar la jornada regular de trabajo en uno de los laboratorios más avanzados del mundo como el del Consejo Europeo para la Investigación Nuclear-CERN, para Arturo Sánchez, doctor en física fundamental y aplicada significa solo el comienzo de otra jornada, ahora desde casa. A más de 10.000 km y 7 horas de diferencia le espera un aula de alguna universidad de América Latina llena de estudiantes e investigadores con quienes va a compartir su experiencia y conocimiento, actividad coordinada porCEVALE2VE, Centro Virtual de Altos Estudios de Altas Energías. Esta organización es una puerta de interconexión de científicos y estudiantes latinoamericanos con los mejores laboratorios del mundo en el campo de física de partículas. 

Formado por 15 investigadores de talla mundial, entre venezolanos, colombianos, mexicanos y peruanos, CEVALE2VE se abre paso dentro de Latinoamérica con la finalidad de crear un ambiente académico moderno para incentivar a los estudiantes a seguir una carrera en investigación y dar a conocer las oportunidades de estudios y trabajo existentes en dicho campo, así como contar desde un punto de vista más humano la importancia de ser científicos.

Creando cultura científica en América Latina

Si hacer ciencia puede ser percibido como una tarea difícil, imagina el reto que supone comunicarla con la mayor precisión posible, pero con lenguaje asequible, a la sociedad. Esta es la labor de Fundación Persea, una organización sin fines de lucro integrada por los científicos venezolanos Alexandra de Castro y Jesús Pineda, ambos doctores en Física, ex profesores de la Universidad Simón Bolívar; Félix Moronta, PhD en Biología, asesor en bioseguridad del ICGEB, Italia y la arquitecta Ada Peña. Aprovechando la web 2.0, este grupo ha emprendido la tarea titánica de divulgar la ciencia a lo largo y ancho de América Latina.

Ciencia, sociedad y democracia

Para Fundación Persea, la comunicación pública de la ciencia y la tecnología es un factor clave en el progreso social y económico de las naciones, pues permite cultivar el pensamiento crítico, haciendo de los ciudadanos actores más productivos y creativos. Informar efectivamente sobre cómo y dónde se llevan a cabo proyectos de investigación y el impacto de los resultados, es esencial para fortalecer la democracia, impulsar la sostenibilidad, crear sentido de pertenencia por los conocimientos generados en nuestras instituciones; y enseña a valorar la inversión de parte del producto interno bruto en ciencia y tecnología. Los datos de la Unesco muestran que actualmente en promedio los países de la región invierten menos de 1% del PIB en ciencia y tecnología, cifra que contrasta con los países desarrolados que invierten entre 3% y 4%. Esta situación precaria tiene origen en la insuficiencia ciudadana para entender la importancia de la ciencia y la complejidad de los procesos que están detrás de toda investigación.

La misión de los científicos-divulgadores que integran Persea es crear una atmósfera de amor por la ciencia, estableciendo puentes sólidos entre ciencia y sociedad. Más allá de proveer información sobre los últimos desarrollos científicos, para Alexandra, líder de la fundación, “el ciudadano latinoamericano debe incorporar a la ciencia y la tecnología como parte de su identidad”. Allí desempeña un papel preponderante la educación ciudadana utilizando los idiomas madre, borrando las fronteras y llamando la atención sobre lo que nos une, sin perder de vista la inmensidad de nuestra diversidad cultural.

Desde 2017 la Revista Persea circula por la autopista de lo digital, acercando cada vez más científicos con el público no experto. Con más de una centena de artículos y quince autores invitados de diversas latitudes de América Latina, la Revista Persea se abre paso como un medio para que científicos, profesores, expertos en ciencia y tecnología, tengan la libertad de contar sus historias, comunicar sus investigaciones al público en general, explicar su impacto social, sus éxitos y fracasos, así como su lucha por el financiamiento y el reconocimiento de su labor.

Mirar el trabajo realizado por estos “Superhéroes científicos de arepa”, sin duda, nos llena de orgullo. Estos chicos han convertido la distancia y la web en sus mejores herramientas en pro de brindar un espacio diferente y de gran valor para la generación de ciudadanos más y mejor informados sobre la ciencia y su impacto en nuestras sociedades.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo