La emergencia alimentaria que sufrimos los venezolanos se recrudecerá próximamente ante la continuidad del régimen en el poder. La insistencia de Nicolás Maduro en impedir el cambio en Venezuela continúa generando un empeoramiento de la emergencia nacional y regional, que su modelo promueve y aprovecha.

En el área de alimentación en específico confluyen múltiples problemas como la crisis de combustible, el hostigamiento y la coerción a ganaderos, agricultores y distribuidores por cuerpos del Estado y el hampa, crisis hiperinflacionaria y económica, entre tantos otros.

Esto se traducirá en mayores restricciones al acceso de alimentos de las que ya estamos padeciendo. En un contexto de emergencia humanitaria declarada, en el que se espera un aumento significativo de la migración de venezolanos a partir de julio.  Diáspora en condiciones extremas para muchos compatriotas, con la crisis alimentaria y te de todos los servicios como una de las razones más apremiantes para partir.

Ante esta situación, desde Alimenta la Solidaridad queremos transmitir un claro mensaje de fortaleza, compromiso y confianza. Como todos los venezolanos, día a día enfrentamos las dificultades y tragedias del país en crisis. Pero esta dura realidad la abordamos desde la resiliencia, la articulación y la constancia. Nuestros comedores seguirán, lo mismo que todas aquellas acciones que, junto a las comunidades, liderazgos locales, agrupaciones, academias, y demás integrantes de la sociedad civil busquen enfrentar la crisis desde los valores convivenciales. 

Ahora, más que nunca, es necesario fortalecer y expandir redes de apoyo para lograr esfuerzos articulados que vinculen a cada vez más personas y tengan un impacto en nuestra dura realidad.

Esta articulación será esencial ante la agudización de la crisis de acceso a alimentos. Son los nuevos recursos de la sociedad civil para enfrentar la violencia, el colapso y el caos del Estado dictatorial. Las brutales repercusiones de esta crisis inédita, nos generan retos diarios que debemos resolver con imaginación, solidaridad y un esfuerzo constante.

Nuestro llamado es al encuentro de las diferentes fuerzas vivas del país, en la concreción de iniciativas inmediatas para enfrentar el recrudecimiento de la crisis alimentaria. Esta representa una amenaza cierta para amplios sectores de nuestra sociedad y compromete nuestro futuro. No puede seguir siendo utilizada por el grupo en el poder como una herramienta de represión, colapso y dominación. Articularse es el primer paso fundamental para poder superarla, pero también para concretar las acciones políticas necesarias para enfrentar a la verdadera causa de esta tragedia.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo