El Día del Padre es una celebración internacional, en la cual se rinde homenaje al padre de familia, se reconoce y honra su paternidad, amor e influencia en la formación de sus hijos. En Europa, esta tradición católica se celebra el 19 de marzo, en honor a san José, padre de Jesús. No obstante, la mayoría de los países iberoamericanos, incluyendo a Venezuela, así como Francia y Reino Unido, han adoptado la tradición norteamericana de celebrarlo el tercer domingo del mes de junio.

En Venezuela no solo se le rinde tributo al padre, sino también a todos aquellos hombres que ejercen la figura paterna, como los abuelos, tíos y otros miembros de la familia, que contribuyen a la crianza de los niños de la casa. La celebración colmada de regalos se hace, generalmente, en el seno de la familia, en la que no falta la tradicional y especial parrilla, para complacer y consentir al padre.

El evento empieza brindando con un delicioso y espumoso Brut, el cual se puede acompañar con los tradicionales tequeños, empanaditas variadas y quesos frescos para picar mientras un parrillero espontáneo se atreve a encender el fuego, desplazar y atender en este día, al padre parrillero, si es que lo permite.

Cuando la brasa esté lista, podemos colocar puntas traseras, solomos, un rack o costillar de cordero o unas tiras de costilla de cerdo, para asarlos enteros, lentamente, mientras continuamos degustando el delicioso Brut. Una vez que las carnes estén llegando a su punto de cocción, descorchamos un tinto joven de buen cuerpo, de la cepa tempranillo, por ejemplo, para iniciar la degustación y maridaje, continuando con vinos de crianza de Syrah o Petit Verdot, de mayor añejamiento. Las carnes pueden acompañarse con cazabe asado, espárragos frescos, rodajas de calabacín, berenjena y tomates cortados a la mitad, todos con un asado ligero. El parrillero de turno y el padre de la casa suelen estar juntos, y no se separarán de la parrillera, momento que aprovechan para picar los primeros cortes, apreciar su calidad y el maridaje con los vinos; hay que mantenerlos atendidos con buena música y excelente compañía.

Para finalizar la velada degustamos un postre casero muy venezolano como el dulce de paleta caroreño o un dulce de leche cortada, elaborados por la abuela. Estos se pudieran acompañar con espumosos Brut o Demi Sec, al gusto.

Disfrutemos nuestro día al máximo; feliz día a todos los padres. ¡Salud!