Venezolanos pusimos nuestra granito de arena, alterando el rumbo de la política española.

Ayuso muestra la pulsera con los colores de la bandera de Venezuela

Si hay algo que me desagrada tanto como los nazi son los comunistas, ambos deberían ser bloqueados por los sistemas electorales en todas partes del mundo, pues sabemos que usan la democracia para llegar al poder y destruirla, ambos tienen una predisposición innata por el crimen y los genocidios. En el caso de los comunistas, su táctica es que ahora no revolucionan, sino aprendieron a reformar el sistema, tal como hizo el esclavista Hugo Chávez, de eso se trata su socialismo del siglo XXI, de ir poco a poco removiendo libertades hasta que obtienen una dictadura y tiranía.

Entonces estos ultrosos de izquierda se disfrazan de populistas democráticos y de esa forma se presentan en tarjetas electorales engañando a ciudadanos, vendiendo una imagen de protectores de los más débiles; los pobres, ofreciéndoles que solucionarán todos sus problemas, que habrá igualdad, que sobrará el dinero, regalarán casas, y eso sí, no dejan a un lado a quien echar las culpas, siempre tienen a su permanente chivo expiatorio preferido: el mercado, los liberales y los ricos, los eternos culpables de todos los males de la sociedad en la retórica marxista.

En España precisamente uno de esos ultrosos, representado en la figura del partido Podemos, y a la cabeza el ya defenestrado y autorremovido el señor Pablo Iglesias, se jactaba de una supuesta representatividad popular, claro está, ganada a base de engaños, bien  este señor ya venia de hace tiempo insultando la inteligencia humana con su proyecto chavista encubierto en medio de una sociedad española ignorante de la monstruosidad que esto ya había representado en Venezuela y que se constituía en terrible amenaza para ellos mismos, sus propias libertades y paz social, porque de eso se trataba Pablo iglesias y Podemos.

Huyendo la derrota, Pablo Iglesias renunció a la política

Así que pienso que los venezolanos nos encargamos de abrirles los ojos a los españoles, tanto o más de 600.000 compatriotas desplegados a lo largo y ancho de España contamos nuestras historias de vida, algunas de ellas cargadas de imágenes de horror y terror, de una experiencia vivida con el oprobioso e ignominioso régimen dictatorial del ultroso de izquierda señor Nicolás Maduro, pero además es una historia completa que retrata la participación de estos señoritos del partido Podemos, financiados por los regímenes de Chávez y Maduro, en particular este personajeto de Iglesias, un sujeto responsable de darle sustento y estructura al plan chavista de genocidio que hoy encarna Maduro en Venezuela, estamos hablando de un operador directo de toda esta tragedia que vivimos los venezolanos, eso es el señor Pablo iglesias, el padre intelectual detrás de buena parte de las estrategias del criminal de Nicolás Maduro, y claro que estamos satisfechos de su estruendosa derrota que culminó con su defenestración política.

Así que el señor Iglesias, quien era el vicepresidente del gobierno español del señor Sánchez del PSOE, se presentó con su tarjeta de Podemos en las elecciones de Madrid y ocurrió lo que todos los demócratas estábamos esperando, pero también lo que habían anticipado las encuestadoras: le dieron una paliza electoral que nunca olvidará, al punto de que el señor Sánchez seguramente le llamó escandalizado para que renunciara e hiciera su propio harakiri político, eso sí, en público, a ver si la autoculpa ayuda a disipar el impacto del desmoronamiento del PSOE.

Sin embargo, esta historia de caídas de naipes está empezando, lo que ocurrió en la comunidad de Madrid es un abrebocas de lo que se les avecina en toda España. En la Comunidad de Madrid la señora Isabel Díaz Ayuso le ganó no solo a Pablo Iglesias, sino a todos los partidos de izquierda juntos, su organización política el Partido Popular ha obtenido 65 representantes, mientras que la izquierda todos juntos llegan a 58, son una vergüenza, en particular el PSOE del señor Sánchez,  que ha llevado al PSOE desde la centroizquierda a la ultraizquierda con su alianza con Podemos, es realmente una pena y vergüenza, el señor Sánchez ha podido gobernar con un socio minoritario como el partido Ciudadanos e incluso fortalecerlo dentro de la centroizquierda, pero su pata coja lo empujo a la ultraizquierda enredándose en un idilio con Podemos, el resultado es que destruyó a Ciudadanos, un pequeño partido de centro que no pudo encontrar una base de sustento política, simplemente quedó diluido al no representar prácticamente nada útil, aliarse con el PSOE a última hora significó su fin, porque ya el PSOE estaba o está hundido con Podemos, mala jugada.

De ese modo, tenemos una gran noticia para nuestros hermanos refugiados venezolanos en España, porque se avecina un cambio de gobierno con el Partido Popular en el poder, quienes evaluarán realmente qué está pasando con los reportes de denegaciones de asilo de los venezolanos y también  de los retardos y negaciones en otorgación de residencias humanitarias, también tenemos información de solicitudes para que se investiguen supuestos perseguidos políticos, que al perecer no lo son, habría que investigar si han estado involucrados en delación de otros venezolanos con consecuencias, también hay investigar si existen asilados apoyando a ultrosos de Podemos, para mí francamente no merecen estar bajo protección del Estado español, sería mejor que los regresen con Maduro, pero además están  los boliburgueses, a quienes se les señala de comprar propiedades en España y transitar con protección y nada pasa, no hay detenidos.

La comunidad venezolana es muy crítica de la política exterior del señor Sánchez, que es muy permisiva y complaciente con el régimen criminal de Maduro, y al final yo me pregunto: ¿qué necesidad tiene el señor Sánchez de permitirse estos errores de sus ministros? Lo que está en juego es su presidencia y de seguro, el efecto de la señora Ayuso se expandirá en toda España, tarde o temprano tocara las puertas de la Moncloa al momento de las elecciones generales y creo que hasta allí llegaran este dúo del PSOE de los señores Zapatero y Sánchez, triste papel que jugaron ambos para los venezolanos en el exilio.

Pedro Sánchez fue caceroleado en las urnas electorales

Los españoles no quieren que su país se convierta en una Venezuela, no quieren miseria, ni asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, robos, desfalcos, expropiaciones. Los españoles quieren libertad, vivir en paz, independencia, democracia, libre mercado, así que los venezolanos en España apoyamos a las individualidades y a los partidos que apoyen estos principios.

La señora Ayuso en su discurso de victoria usó una pulsera con la bandera de Venezuela en señal de solidaridad con el pueblo venezolano, y nos sentimos muy honrados que ella haya tenido esa cortesía, porque sabe que nosotros los venezolanos confiamos en ella, sabemos de su capacidad y fe inquebrantable en la libertad. La Venezuela libre celebra la victoria de la señora Ayuso, una mujer comprometida con la libertad y la democracia.

@estebanoria


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo