Llámese como se quiera nombrar de acuerdo a los criterios de un sector, de otro o los que asumen una postura neutral o indiferente, pero ese grupo elitista nacido en 1717 que no  fue bien recibido ni bendecido por la Iglesia Católica, en definitiva representa tal cual lo expresado en el año 1829 por el papa Pío VIII:  una «secta satánica que tiene por única ley la mentira y por su dios al demonio», siendo su fundamento ideológico el ateísmo marxista o “dragón rojo” especificado en Apocalipsis 12 (que interpretamos como la corriente ideológica asociada al laicismo en la actualidad) y su objetivo terminal la destrucción del enfoque Cristocéntrico y con ello la postura de acentuar el minimalismo mariano a través del ataque sistemático en contra del sistema axiológico sustentado en las Sagradas Escrituras y el núcleo familiar tradicional  o Iglesia Doméstica.

Digresión 

La Santísima Virgen María tiene la misión de sustraer a la humanidad del oscuro dominio del “dragón rojo”, por ende no es casual para el mariólogo que la génesis de tal grupo sectario haya ocurrido a 5 años de la realización “milagrosa” y desaparición “misteriosa” del “Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen María” (1712); escrito por el mismo Espíritu Santo a través de Grignion de Montfort (fallecido en extrañas circunstancias  en el año 1716. Una referencia al respecto en el numeral 114 de esta obra).

De la misma manera, independientemente de que sea catalogada como fake news o insertada en el acervo teórico de orden conspirativo (a lo que se suele catalogar cuando no es conveniente su conocimiento y difusión), lo expresado por Albert Pike (1871) en su comunicación a Giuseppe Mazzini, ambos integrantes del grupo elitista en su mayor grado, dota de relevante información respecto a las Guerras Mundiales (pasadas y venidera), toda vez que lo expresado en tal misiva  más que hechos históricos verificados, nos involucran  a todos en una gran confrontación, tribulación y turbulencia de graves consecuencias en los últimos tiempos que vivimos, que a su vez determinan un escenario conflictivo y pernicioso de profunda y extensa complejidad.

La Primera Guerra Mundial 

“Debe propiciarse para permitir a los illuminatis derrocar el poder de los zares de Rusia y hacer de ese país una fortaleza del ateísmo comunista. Al final de la guerra, el comunismo se erigirá y se usará para destruir a otros gobiernos y para debilitar la cristiandad”.

La Segunda Guerra Mundial

«Debe fomentarse aprovechando las diferencias entre los fascistas y los sionistas políticos. Esta guerra debe realizarse para que el Nacional Socialismo (nazismo) sea destruido y el sionismo político salga lo suficientemente fuerte como para crear un estado soberano de Israel en Palestina. Al mismo tiempo, durante la segunda guerra mundial, el comunismo internacional debe hacerse suficientemente fuerte para contrarrestar a la cristiandad, que entonces será constreñida y controlada hasta el tiempo que la necesitemos para el cataclismo social final”

La Tercera Guerra Mundial

“Se fomentará aprovechando las diferencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los sionistas políticos y los líderes del mundo Islámico. La guerra debe conducirse de modo que el islam y el cristianismo se destruyan mutuamente. Mientras tanto las otras naciones, una vez más, divididas sobre este asunto, se verán obligadas a luchar hasta el punto de la completa extenuación física, moral, espiritual y económica».

Finalmente, esta temática tratada es tan compleja pero a su vez muy fácil de comprender y resolver. Mientras que  una persona esté más alejada  del centro de la vida que es Dios y la Virgen que está muy cerca del centro, en esa misma medida  será manipulada y controlada por la mundanidad que en esencia está dada por los errores que el comunismo ha regado por el mundo.

En tal sentido, por una parte recuérdese que Nuestra Señora del Rosario de Fátima (Portugal) entre sus mensajes recomendó y nunca se le obedeció:

“Para impedirlo vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados. Si atienden a mis peticiones, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia” (13 de junio de 1929. A 12 años de la segunda aparición de Fátima).

Pero también muy pertinente tener presente que Nuestra Señora de Akita, el 13 de octubre de 1973, coincidiendo con el milagro del sol en Fátima en el año  1917, nos dejó igualmente un conjunto de advertencias complementarias y entre ellas las siguientes:

«Como te dije, si los hombres no se arrepienten y se mejoran, el Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo mayor que el diluvio, tal como nunca se ha visto antes. Fuego caerá del cielo y eliminará a gran parte de la humanidad, tanto a los buenos como a los malos, sin hacer excepción de sacerdotes ni fieles. Los sobrevivientes se encontrarán tan desolados que envidiarán a los muertos. Las únicas armas que les quedarán serán el rosario y la señal dejada por mi Hijo. Cada día recita las oraciones del rosario. Con el rosario, reza por el Papa, los obispos y los sacerdotes».

«La obra del demonio infiltrará hasta dentro de la Iglesia de tal manera que se verán cardenales contra cardenales, obispos contra obispos. Los sacerdotes que me veneran serán despreciados y encontrarán oposición de sus compañeros… iglesias y altares saqueados; la Iglesia estará llena de aquellos que aceptan componendas y el demonio presionará a muchos sacerdotes y almas consagradas a dejar el servicio del Señor”.

«El demonio será especialmente implacable contra las almas consagradas a Dios. Pensar en la pérdida de tantas almas es la causa de mi tristeza. Si los pecados aumentan en número y gravedad, no habrá ya perdón para ellos”.

Referencias:

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 a 2023.

Pedro Morales. Postulante a Rector de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET)

[email protected]

@tipsaldia

WhatsApp: +584168735028


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!