Si la dictadura madurista buscaba mostrarle a la comunidad internacional el peligro que representan para la paz y la seguridad mundial, lo han hecho muy bien. La estrecha alianza con el régimen iraní no podría ilustrar mejor lo que desde hace mucho tiempo, varias voces dentro y fuera del país han venido alertando: Venezuela se ha convertido en refugio de terroristas. Sí, decimos terroristas porque no hay que olvidar quiénes son los que hoy sirven de “Guardianes de la revolución” y la calificación que han recibido por parte del gobierno de Estados Unidos.

Con Irán, más allá de compartir el carácter común de miembros de la OPEP, hay pocos lazos históricos y culturales que nos unen, porque cuando miramos la situación política en ambos países, nos damos cuenta de las enormes similitudes que están lejos de ser puras coincidencias. Chávez, en su afán por convertirse en el bastión mundial contra “el imperialismo”, supo arrimarse a los enemigos naturales de los estadounidenses, que no necesariamente debían ser nuestros enemigos, pero tampoco nuestros “mejores” aliados. Lo hizo con Cuba, con Rusia, China, con la Libia de Gadafi, el Irak de Hussein y por supuesto, lo hizo con Irán.

Aunque en el camino algunos dictadores han pasado a “mejor vida”, otras amistades no solo quedan intactas sino que se han fortalecido en la tragedia que significa para la dictadura islámica y la madurista estar aisladas del mundo. Si hay dos países que no tienen prácticamente nada que perder al estrechar sus relaciones son estos dos. De allí que seamos testigos impotentes de lo que ocurre en nuestra Venezuela.

Aviones van y vienen de Irán a Venezuela en momentos donde se supone el espacio aéreo está cerrado. Nadie sabe con exactitud qué o quiénes van a bordo o al menos casi nadie.

El mundo los vigila desde hace mucho y lo que la dictadura madurista ha logrado es que hoy esta vigilancia se haga con mayor énfasis. No es bueno decirle al enemigo cuando este se equivoca, por ejemplo, nadie le alertó a Soleimani y todos conocemos su final. Venezuela será liberada y desde el día uno también nuestro territorio, con la ayuda de una Fuerza Armada al servicio de la defensa de nuestra soberanía, desalojaremos de suelo nacional a todo grupo irregular contrario a nuestra tradición pacifista y democrática.

@Brianfincheltub


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo