Los procesos que se dan con mayor espontaneidad son aquellos que ocurren colina abajo hacia situaciones o estados más desordenados, porque aumentan la entropía y disminuyen la energía potencial. Sin embargo, hay otros sucesos que requieren chaperones o intervenciones energéticas para superar esa tendencia natural y procurar el acaecimiento de los mismos. Medito en tantas cosas de la vida que espontáneamente tienden a ocurrir sin mayor esfuerzo, como por ejemplo, el desordenar un ambiente en el que se habita o se desarrollan diversas actividades, pero cómo cuesta retomar el orden y la limpieza de los mismos, cuando ya han culminado las actividades. El mejor ilustrador es la cocina de un hogar.

La frase “toda montaña se allanará y será elevado todo valle” me inspiró para disertar sobre el orgullo humano y las ráfagas de buenos momentos como montañas en la vida y el pensamiento, que se refleja en el transitar discursivo y actitudinal del ser. Así como los valles alegóricos a dificultades, momento de invisibilidad, raquitismo o deshonra. Tales y cuales temporadas suceden a todos por igual, con la singularidad de que los últimos se convierten en fermentos para aprender a pesar la vida, incubar ideas infames o replantear la ruta de existencia. En cambio, los primeros estados cúspides languidecen efímeros y erróneamente siempre se asocian con éxito o buenas praxis.

Prospectiva esterilidad asocio al carácter de efugio frente a la naturaleza sinusoidal de los eventos, no pretendo suponer que con extrema excitación y actitud de combate se deban manejar las cosas, pero pensando en mi propia existencia, considero la inherente necesidad de mantener los ojos bien abiertos al camino, no solo por las clásicas piedras a evadir o las tóxicas influencias que deben detectarse; sino con quizás a priori superficial imagen, de saber cómo vestir ante cada ocasión. Más allá de la concepción estética de lo que promulgo, me refiero a la funcionalidad de un calzado confortable que nos lleve tan lejos como debamos ir, y las telas tan ligeras o tupidas como las condiciones del ambiente requieran para regular lo orgánico.

Construir imágenes mentales de lo que un cambio topográfico significa para alguien que camina despierta la imaginación de cada ser en su cosmovisión y la valorización intrínseca que se tiene. Mi propuesta resulta subjetiva y pletórica de seguridad y confianza, no en la astucia propia de cada individuo, de ser así, sería simple o más sencillos enfrentar los cambios geodésicos. Por el contrario, notas mentales frente aquello que nos genere una falsa sensación seguridad, y confieso una total dependencia a la sabiduría y el aprendizaje que se pueda adquirir, irónicamente durante el mismo recorrido del que intentamos cuidarnos.

Todo lo descrito, enmarcado en la mirada fija que permite un cuello erguido al cielo, en búsqueda de la dirección de aquel que alguna vez miró tu embrión y se aseguró de otorgar suficiente tiempo para una vida.

@alelinssey20


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!