A mi abuela, quien en vida repugnó al régimen

El régimen liderado por Nicolás Maduro convocó elecciones parlamentarias para el próximo 6 de diciembre. Representaría un pleonasmo, repetir que las instituciones del régimen son ilegitimas, usurpan funciones y cometen consecutivamente graves delitos contra las leyes, pero en especial contra la población. Por el contrario, es importante hacer énfasis en que el único poder legítimo sigue siendo y seguirá siendo la Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, hasta convocar unos comicios que aseguren la integridad electoral, esto quiere decir unas elecciones donde la ciudadanía tenga la garantía de transparencia en el proceso y en sus resultados.

Antagónicamente, pero en la misma dimensión, los hallazgos de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) 2019-2020, publicados el pasado 7 de julio, son reveladores. En conclusión, Venezuela es pobre. Tal como apuntó Luis Pedro España en la presentación de los resultados, en el país “no hay riqueza para repartir, no hay bienestar para disfrutar”.  Incluso, ahora nuestro país es más pobre que Haití y que Guatemala. Dos países por los que guardo un especial afecto por haber trabajado en ambos y puedo asegurar que en cualquiera de ellos se puede vivir con más tranquilidad que en Venezuela.

Sin embargo, no todo ha sido pérdida en los últimos días. El gobierno interino cuenta con el apoyo de Eslovaquia. Muchos me dirán: ¿qué importa Eslovaquia si no hay para comer? pero la lucha por rescatar la democracia consiste en sumar diariamente hasta tener un saldo favorable. Por otra parte, la Alta Corte de Londres, asignó al presidente interino el control de una significativa cantidad de oro depositada anteriormente por el régimen en el sistema financiero inglés. Esta decisión tiene un importante valor porque permite repetir la experiencia de salvaguardar los activos y pasivos de Venezuela en otras jurisdicciones.

Estados Unidos, por su parte, continúa su activa estrategia para detener los planes expansionistas de Irán en Venezuela. Este mismo país, en cumplimiento de decisiones judiciales y junto a autoridades de Cabo Verde lograron la retención de Alex Saab y en este momento tramitan ante la nación africana la extradición del testaferro del régimen. Así mismo, aunque parezca insignificante para algunos, las autoridades estadounidenses incautaron más de 80 vehículos destinados al régimen, casi 4 millones de dólares. Se trata de una acción que no tendrá un impacto en el destino de la política venezolana, pero resalta la ilegalidad del régimen y sobre todo les inhibe de lo que más les gusta, el lujo.

En otra dimensión, los resultados de la Encovi 2019-2020 son desesperanzadores. Sin embargo, es importante resaltar una de las conclusiones de los investigadores universitarios, Venezuela tiene la estructura económica para salir de la crisis una vez haya cesado la usurpación del poder. En este sentido, el objetivo debe ser lograr una salida electoral a la crisis. No se trata de negociar con el régimen, se trata de obligar al régimen a convocar elecciones íntegras. En este sentido, los partidos políticos que hacen resistencia al régimen deben continuar formando un bloque homogéneo para asegurar un triunfo definitivo en unas eventuales elecciones con garantía de transparencia.

La presión nacional e internacional ejercida contra la convocatoria del ilegítimo CNE de elecciones legislativas el próximo 6 de diciembre será definitiva. A nivel nacional, los partidos políticos y la sociedad civil deben asumir una postura sólida que impida que el régimen avance en su objetivo de legitimar su fraude. No hay disposición de negociar por parte del régimen, pero ello no quiere decir que la base ciudadana que lo sostiene hasta ahora no pueda unirse a la causa democrática.

A nivel internacional, hay acciones concretas que hacen frente a la intención del régimen. La OEA por mayoría absoluta desconoció al ilegitimo CNE, nombrado por el también ilegitimo TSJ. La Unión Europea denunció la designación de las altas autoridades del ente comicial y, además, junto con otras naciones, alertó del secuestro de importantes partidos políticos por parte del régimen. Por último, en el más reciente informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó su preocupación sobre la designación de un falso CNE, así como la gravedad de los continuos delitos políticos y los crímenes contra la ciudadanía.

En concreto, los resultados de la Encovi 2019-2020 reflejan la crítica situación económica y humanitaria de Venezuela. Sin embargo, la presión internacional contra unas nuevas elecciones fraudulentas hará frente a esta agresión. La ciudadanía tiene la obligación de desconocer este nuevo intento ilegal del régimen y exigir el desarrollo de unas elecciones transparentes. Obvio, que esta exigencia incluye unas condiciones coherentes con el Estado de Derecho. En caso de que el régimen insista en su obcecada idea de fraude, la ciudadanía tendrá la respuesta, ni un voto al fraude.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo