El evento

Del 7 al 14 de marzo, en el estado de Espirito Santo en Brasil, se llevó a cabo el 4º Panamericano de Parapente 2020, con una destacada participación del equipo venezolano.

Este Panamericano estuvo bajo supervisión y regulación de la Federación Aeronáutica Internacional, con el soporte y organización de la Asociación y la Federación Capixaba de Vuelo Libre, así como de la Confederación Brasileña de Vuelo Libre y la Comisión de Aerodeportes Brasileña, por lo que resultó en un evento muy competitivo, seguro y organizado.

La competencia se desarrolló en el municipio de Baixo Guandu, situado justo al norte del estado de Río de Janeiro, igualmente costero, una de las zonas del sureste de Brasil donde se practica con fuerza el parapente. Este se encuentra en la región centro-oeste del estado de Espírito Santo, a 186 km de Victoria su capital. Con 931 kilómetros cuadrados de área y una población de aproximadamente 30.000 habitantes, su clima tropical subhúmedo mantuvo paralizados por lluvias los dos primeros días de competencia, pero se lograron realizar las 5 válidas de vuelo en los días restantes.

Con una cultura y gente hospitalaria, la ciudad ofrece deliciosa comida casera y bellezas naturales con hermosos paisajes, como Pedra do Souza, así como hermosas cascadas y una artesanía muy variada. Es parte de la Región Turística de Doce Pontões, ofreciendo atracciones para todos los gustos y edades, con varios eventos durante todo el año, entre ellos la Fiesta de San Pedro, patrón de la ciudad el 29 de junio.

La competencia

Las 5 válidas tuvieron un único sitio de despegue en el municipio de Baixo Guandu a 900 metros de altitud, cómodo y despejado llamado Mojolo, con recorridos en distancias de: 37.5 Km, 47.7 Km, 64.9 Km, 60.2 Km y 63.2 Km respectivamente, con una sola puerta de salida a 850 mts de altitud y todas con un promedio de 5 pts de referencia por coordenadas geográficas en los recorridos a diferentes alturas bien definidas. Llegaron a alcanzar velocidades de hasta 33 Km/hr y tiempos de vuelo de hasta 2 horas, en algunas válidas. Todos los competidores fueron provistos, por la organización, con monitores o rastreadores en vivo, esenciales como fuente primaria de puntaje y penalización, la cual iba desde -10 ptos por metro hasta un margen máximo de 50 mts, para luego ser descalificado.

Muy importante la obligatoriedad de portar un radio receptor y de un seguro de riesgo de responsabilidad civil de hasta 100.000 dòlares que podía ser provisto por la organización por un módico precio de 20 dòlares por persona.

Los equipos

Con la participación de pilotos y equipos de toda América como, Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Perú y Venezuela, además de equipos invitados de España, Islandia, Israel, Italia, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Polonia, Rusia y Ucrania.

Para un total de 117 pilotos inscritos, donde solo Brasil y Estados Unidos tenían inscritos 36 y 15 pilotos respectivamente.

El equipo Venezolano estuvo compuesto por los 6 pilotos:

Ricardo Navarro Márquez

Carlos Daniel Gómez

Daniel Zaragoza Gómez

Joanna Di Grigoli

Pavel Alcócer

Alejandro Alfonzo

El equipo de Venezuela logró un muy importante 2º lugar en la clasificación general por equipos con 7.491 puntos, detrás del equipo de Brasil, que sumó 7.702 ptos. Estados Unidos quedó en el 3º lugar con 7.380 ptos.

Vale destacar que el equipo venezolano estuvo dando la pelea contra dos equipos apoyados por numerosos patrocinadores, además de ser Brasil el equipo local, con amplio conocimiento del lugar y todas las facilidades. Los seis pilotos figuraron en la tabla final, entre los 50 mejores de los Panamericanos.

Por su parte, en la competencia individual femenina, Di Grigoli logró un brillante 2º lugar con 2.139 puntos. Shauin Kao de Argentina se quedó con el primer puesto al hacer 2.281 puntos y Bianca Heinrich de Estados Unidos, con 2.012 ptos, completó el podio.

En la competencia individual masculina, el piloto venezolano Carlos Daniel Gómez (2.897 ptos) logró un destacado 4º lugar detrás de tres brasileños: Rafael Saladini (2.953), Frank Brown (2.936) y Cristiano Ricci Da Silva (2.917). La quinta posición fue para  el norteamericano Cody Mittanck (2.888).

El costo de competir

Los parapentes

Uno de los equipos más utilizados por los competidores fue el parapente dotado de la vela ENZO 3 de la prestigiosa marca Ozone, un equipo de competencia con un total de 101 celdas, con envergaduras reales que van desde los 12 mts en los equipos XXS para 80 kg de peso del piloto más equipo, hasta los 14,2 mts en los equipos XL para pilotos de hasta 130 kg. Fabricado con una de las telas más livianas pero resistentes, el Skytex, que va desde 27 g/m² hasta-38 g/m² de Porcher Sport, realmente liviano, con líneas de Aramid 8000-U de la famosa fábrica Edelrid, de altísima resistencia. Además del arnés Ozone Exoceat. Todo esto requiere una inversión de unos 8.250 dólares.

Además del parapente, para volar y competir se necesita algo más que el evidente casco: un altímetro, un variómetro o VSI para medir su velocidad de ascenso o descenso y un GPS para su navegación. Estos son equipos de un costo aproximado de 575 a 650 dólares.

Es conveniente recordar que estos parapentes de competencia son para gente con gran experiencia y muy entrenada, no son para alumnos o gente con poca experiencia. Asesórese con los expertos antes de comprar el equipo ideal para su experiencia y peso.

Además del costo de los parapentes, los pilotos competidores deben tener para los pasajes, estadía y afiliación en la FAI.

Y hay que sumar la tarifa de inscripción en el evento: oara esta competencia requerían 250 euros por piloto. Además, 50 euros por el capitán del equipo y asistente de equipo. Los capitanes de equipo que también son pilotos en la competencia, solo pagan la tarifa de entrada de inscripción como piloto.

La tarifa de entrada incluye:

  • Transporte al despegue y recuperación en las rutas principales para todos los días de competencia.
  • Rescate de emergencia y primeros auxilios.
  • Carga de puntos de giro coordenadas GPS.
  • Descargas de registros de seguimiento GPS.
  • Identificación de competidores y planeadores.
  • Mapa de color del área de tareas que muestra el despegue, puntos de giro, campos de aterrizaje y restricciones de espacio aéreo y áreas, con una cuadrícula claramente visible que coincide con las coordenadas GPS utilizadas para competencia.
  • Tarjeta de identificación e información de seguridad/contacto.
  • Paquete de almuerzo y agua.
  • Recuerdos de competición.
  • Acceso gratuito a todos los eventos y fiestas de campeonato.
  • Acceso gratuito a Internet (Wi-Fi) en el cuartel general y el punto de puntuación.
  • Servicio de seguimiento en vivo.

Pero pese a que los equipos necesarios no son baratos y menos con la devaluación del bolívar, si usted quiere sentir el placer de volar, el parapente es una buena opción, no requiere de pista de aterrizaje o de un aeropuerto; tampoco de que  alguien te jale o te lleve a las alturas, como la mayoría de los planeadores o el paracaidismo. Es más barato que un ultraliviano y mucho más fácil de transportar, solo pónganse en contacto con una buena escuela. Pero si solo quiere ser el patrocinador de estos pilotos de altísimo nivel, para que puedan seguir teniendo una excelente figuración mundial y dejar en alto el nombre de Venezuela, me pueden escribir y los pongo en contacto.