En la última semana ha ocurrido una serie de acontecimientos de gran importancia política para quien quiera aprender de las cosas que se deben hacer y no hacer en la arena política, como son la victoria del kirchnerismo en Argentina, el creciente escándalo de los pagos y manejos de la empresa Citgo según los medios de comunicación que se consulten y finalmente, aunque no lo parezca, la crisis del deporte venezolano por razones políticas y no sectoriales.

De estas situaciones en particular deseo expresar las siguientes observaciones en forma de lecciones:

Caso Kirchner: hay 4 lecciones importantes que debemos aprender de este caso.

Lección # 1 – El problema monetario: al igual que en Venezuela no logró el gobierno de Macri controlar el precio del dólar, los costos de la canasta básica y la inflación, que en nuestro caso ha llegado a niveles siderales, pero que ciertamente son en ambos casos el problema concreto del ciudadano “de a pie” , por lo cual no creo que exista otra salida política/cultural que aplicar la solución ecuatoriana y dolarizar la economía, con lo cual desaparecen la manipulación monetaria, se estabilizan los precios y costos y esencialmente desaparece la especulación de cobrar productos 3-10 veces más caros que en el exterior, así como favorecer a los favoritos con dólares “preferenciales”, tal como ha ocurrido desde el Martes Negro de 1983, cuando inició la actual devaluación nacional.

Lección # 2 – Aplicación de justicia oportuna: a diferencia de Bolsonaro, que se benefició del desmantelamiento político de Lula da Silva y su Partido de los Trabajadores  por la justicia brasileña, en el caso argentino a pesar de la multiplicidad de juicios abiertos y funcionarios detenidos, Cristina Kirchner está a punto de llegar a la Casa Rosada, sin haber sido condenada en ninguno de estos casos de manera firme, de la misma manera que los golpistas del 4 de febrero de 1992 lograron salir de la cárcel sin inhabilitación política ni condena penal que les permitiera llegar al poder en 1998. En Venezuela, en caso de cambio de gobierno, a pesar de los llamados de reconciliación y paz, es difícil imaginar cómo conciliar las miles de denuncias de casos de corrupción administrativa y violación de derechos humanos con la participación política de actores pasados del gobierno a la oposición en un clima de paz y tolerancia.

Lección # 3 – Gradualidad del plan de ajustes: un cambio de gobierno no puede empezar con un paquete de medidas impactantes, como nos ocurrió en 1989, creando el ambiente propicio para el Caracazo, por lo cual los aumentos o ajustes de la gasolina, el agua, la electricidad, el transporte e impuestos diversos, deben hacerse muy gradualmente, mientras que el desmantelamiento del aparato estatal sí debe hacerse con mucha premura a objeto de crear empleos productivos que paguen impuestos en forma sostenible y se vea el cambio de forma nítida.

Lección # 4 – Plan de auxilio social: es indispensable para cualquier gobierno que desea un cambio, mantener el control de la crisis social, evitando el aumento de los

indicadores de pobreza y necesidades insatisfechas, para lo cual la vigilancia de los planes sociales son tan importantes como los planes de desarrollo económico a fin de mantener la estabilidad política y evitar la seducción de las masas por parte de populistas y charlatanes.

Caso Citgo: de esta situación se extraen 3 importantes lecciones:

Lección # 5 – Independencia política irresponsable y falta de transparencia administrativa: en el mundo político se califica a las personas indisciplinadas de díscolas como “institutos autónomos”, haciendo referencia a una tragedia cultural/política de la administración pública venezolana, como es la utilización de la figura de los institutos autónomos/fundaciones como entes parcelados donde se puede hacer todo lo inimaginable. El caso Citgo es un ejemplo de ello, como lo demuestra la gran cantidad de gerentes de alto nivel detenidos bajo instrucciones de Tarek Williams Saab, por lo cual se debe entender la necesidad de una Ley Especial para la Administración de institutos autónomos y fundaciones de origen público, que ponga orden en todos los niveles nacional, estadal y municipal y haga transparente la lista de bienes y la nómina de personal de cada institución en Internet, incluso a nivel internacional para evitar las donaciones y regalos que otras filiales de Pdvsa han realizado en otros países, desde campañas políticas hasta el Carnaval de Río de Janeiro.

Lección # 6 – Necesidad de transformación del Estado: con 34 ministerios que se dividen en 144 viceministerios  y 820 empresas del Estado, aparte de Pdvsa, Corpoelec y la CVG, es imposible lograr un verdadero cambio político, si no se practica una fusión de la administración pública que lleva a no más de 15 ministerios poderosos y eficientes en un plazo de 6 meses, donde se privaticen al menos 800 empresas del Estado y se reserve para después con más cuidado aquellas empresas estratégicas por el impacto social que tiene en la vida de la población cotidiana, siendo importante que en este esfuerzo se haga un registro de las empresas propiedad de gobernaciones y alcaldías y se incorporen a esta iniciativa para emparejar a nivel nacional el empoderamiento político y económico de la sociedad civil y de los sectores empresariales.

Lección # 7 – Manejo transparente y riguroso de la deuda externa e interna: desde mi adolescencia, hace varias décadas, vengo leyendo de la tragedia de la “deuda eterna”, como la bautizó Fidel Castro un día para burlarse de este fenómeno, que es el meollo de todos los gobiernos de Venezuela desde 1973 y que algunos gobiernos han tenido la habilidad de aumentar en casi 300% en su gestión de gobierno. El embargo futuro de las acciones de Citgo  es solamente una manifestación más de esta conducta que lleva a que nadie conozca nunca la magnitud de las deudas internas y externas, dándose los casos más colosales y absurdos de deudas sin pagar durante lustros enteros, como ocurría con las recordadas prestaciones sociales de antes de la hiperinflación. El hecho de que se hable de que la deuda externa esté entre 130 y 180 millardos de dólares y que Pdvsa le debe 90 millardos de dólares al Banco Central de Venezuela, es parte de una historia de malos manejos administrativos de décadas, que deben ser tratados y resueltos en algún momento de nuestra historia. Solo se puede corregir esta situación estableciendo condiciones muy rigurosas para la adquisición de deuda externa y créditos adicionales.

Juegos Panamericanos Lima 2019: hay 2 lecciones que se pueden aprender:

Lección # 8 – Importancia de liberar el sector deportivo: es importante comenzar este apartado calificando a los atletas y entrenadores de “héroes” por la hazaña de mantener la práctica deportiva a nivel de alta competencia en un país que se derrumba económica y socialmente, por lo cual los ganadores de las 43 medallas panamericanas son acreedores no solo del respeto de todos los venezolanos, sino de un trabajo fijo como entrenadores de alto nivel o una pensión deportiva fija, si no tienen otro medio de subsistencia en un futuro cercano y tengan el peligro de caer en estado de necesidad, como ha ocurrido en no pocos casos. Lo interesante políticamente es que el Estado no dio la cobertura mediática que ha da en otros casos pasados, como los Juegos Olímpicos, en los que amarra el Sistema Nacional de Medios, para no mostrar que países suramericanos vecinos nos superaron en medallas doradas como Ecuador (10), Perú (11), Chile (13), Colombia (28), Argentina (32) y Brasil (55) al igual que países del Caribe como República Dominicana (10) y Cuba (33), mientras que México (37), Canadá (35) y Estados Unidos (120) también nos superarían, a pesar de la crisis del deporte mexicano pública y notoria por los medios de comunicación y la ausencia de muchos atletas estadounidenses de nivel  olímpico y mundial, que no suelen participar en estos juegos. Es menester dar libertad absoluta a las federaciones deportivas de la influencia del Ministerio del Deporte y crear mecanismos transparentes de control de las asignaciones financieras que entregue el Estado, que debe dedicarse más bien al deporte de masas y dejar la alta competencia al sector privado.

Lección # 9 – Financiamiento del deporte: una de las condiciones para la liberación y correcto funcionamiento del deporte y cualquier otro sector de la vida nacional es sin duda su autofinanciamiento, por lo cual es menester una reforma Integral de la Ley del Deporte que coloque 80% de lo recaudado en forma directa en las federaciones deportivas para su desarrollo sectorial y 20% en el Comité Olímpico Venezolano para eventos internacionales del ciclo olímpico, dejando que florezcan las iniciativas de comodato de todas las instalaciones deportivas de alto nivel al sector privado y la creación de verdaderas ligas deportivas de escuelas y universidades.

Todo lo anterior nos lleva a una conclusión inevitable:

Lección # 10 – Necesidad de una reforma constitucional: esto implica la necesidad de volver a reconstruir el aparato administrativo para darles muchas mayores competencias administrativas a los poderes locales y estadales y rebajar las competencias casi imperiales del Poder Ejecutivo entre el Poder Legislativo, Judicial y Ciudadano para lograr un verdadero equilibrio de poderes en Venezuela.

No hacer lo anteriormente escrito es condenarnos a su repetición constante década tras década, como he venido observando desde mi juventud.