Desde el viernes pasado 79.297 personas han salido de Caracas desde el Terminal La Bandera y otras 6.814 viajaron desde el Terminal de Oriente.

Ayer al menos 300 temporadistas hacían cola en la taquilla de Misión Transporte que se habilitó con 40 autobuses (20 Yutong y 20 TransAragua) para trasladarlos al interior del país. Las personas hacían colas desde las 7:00 am, pero no había respuestas sobre la hora de salida en el terminal.

“Solo nos dicen que nos pueden llevar los buses de la Misión Transporte, pero tampoco hay pasaje. En cambio, los piratas te dicen que te cobran 10.000 bolívares para llevarte. No hay control”, denunció Leslie Montenegro, quien tenía desde las 6:00 am esperando para comprar boletos para Maracaibo.

La cola, pese a que aún no ha comenzado el feriado de Semana Santa, se debía a que la empresa Autopullman de Venezuela, que hace viajes a los estados Portuguesa y Barinas, disminuyó su flota de 16 a 2 unidades.  Expresos Los llanos solo tenía 4 autobuses, las rutas Táchira y Mérida solo contaban con una unidad que salía al día y Pájaros Lara trabajó con cuatro buses que salían a Barquisimeto y Puerto La Cruz.

El coordinador del Terminal La Bandera, José Franquis, asegura que la disminución de la flota se debe a un paro porque no se permitió aumentar tarifas este feriado. “No nos hemos visto afectados porque tenemos 40 unidades prestando el servicio”, declaró.

Todos los años los pasajeros deben ir de madrugada a hacer colas para adquirir pasajes sin garantías de poder montarse en el autobús para viajar, pues no se puede planificar el viaje días antes. Franquis asegura que aunque se puede instalar un software para habilitar la compra online, cada empresa debe hacer su gestión y aún no hay diálogo. Afirma que no se pueden vender los boletos días antes del viaje, para “evitar el bachaqueo de pasajes”.

VINCULADA

Aumentan pasajes de Los Teques y Guarenas

Transportistas de Caracas retrasaron el cobro de pasaje de 150 bolívares que anunciaron para ayer. Los choferes aún cobraron 100 bolívares y solo algunas unidades anunciaban en sus ventanas que se incrementaría a 50 bolívares más en los próximos días.

Sin embargo, las rutas interurbanas que unen a Caracas con las ciudades satélites como Los Teques y Guarenas sí sorprendieron a los usuarios con el incremento. Quienes viajan de Los Teques a Caracas pasaron de pagar 450 bolívares a 800 bolívares, por lo que los pasajeros trancaron el kilómetro 21 de la Panamericana para protestar.

En Nueva Casarapa, en Guarenas, también hubo protestas, dado que ahora el viaje pasó de 400 a 500 bolívares.

“Yo no pagaré los 500 bolívares hasta que me muestren la gaceta en la que la Alcaldía de Zamora autoriza este cobro. Yo no veo ningún papel que anuncie la tarifa”, vociferó Alejandro León desde la Línea Nueva Casarapa en La California. Un transportista explicó que el aumento de la tarifa sí estaba autorizado, pero la alcaldía no había impreso las tarifas.

En Mérida el  Sindicato de Transporte acordó levantar la huelga que mantenían desde el 3 abril con la condición de que las autoridades regionales repongan los dos autobuses que fueron  quemados en la avenida Las Américas en medio de una protesta por el aumento del pasaje estudiantil en 50%. También exigen que al terminar Semana Santa, Fontur cancele deudas.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!