Mercédes Aráoz, vicepresidenta del Perú, señaló que el mercado laboral del Perú estaba preparado para atender a los 300.000 jóvenes que se integran cada año, más no para los 760.000 migrantes venezolanos que han llegado en menos de tres años.

“Ciertamente hay mucha gente venezolana preparada que ojalá pudiéramos colocar adecuadamente, pero no hay espacios para ello […] debemos tener prudencia para el ingreso de personas para preservar la tranquilidad social”, expresó Aráoz a Reuters durante su participación en Ginebra en las sesiones inaugurales de la conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo.

Cabe resaltar que este sábado 15 de junio el Perú empezará a exigir visa a los venezolanos para entrar al territorio, lo que significa un trámite complicado para este grupo poblacional, de acuerdo a la entidad Amnistía Internacional.

“Se trata de mantener un ritmo de ingreso más ponderado […] El último año fueron más de 300.000 los venezolanos que llegaron a Perú, es una carga que duplica nuestra capacidad de ofrecer empleos y servicios.”, observó.

A la fecha existen 40 venezolanos trabajando de manera formal, según cifras de Sunafil. El total de extranjeros en esta condición es de 79.000.