Cada día hay más líderes políticos de la comunidad internacional que encuentran similitudes entre Venezuela y Siria, dos países aliados que tienen a Rusia de su lado.

Expertos han comparado el apoyo del presidente ruso, Vladimir Putin a Nicolás Maduro con la estrategia usada por el Kremlin en la Siria de Bashar al-Assad, que a menudo ha sido vista como parte del plan ruso para expandir su influencia global.

«Este es un conflicto más parecido a Siria, donde no hubo grandes invasiones de militares norteamericanos. Sí llegaron militares norteamericanos, particularmente fuerzas especiales para hacer trabajos con los kurdos y trabajar con otros grupos locales, para apoyar sus propias iniciativas», dijo a la Voz de América Joseph Humire, experto en Seguridad Nacional y director del Centro para una Sociedad Libre y Segura.

Humire también indicó que en algún momento del conflicto puede existir un apoyo en el campo de la fuerza especial de Inteligencia, pero no será al estilo de Irak, »por lo menos no por parte de Estados Unidos», agregó.

Una de las analogías que ha surgido es sobre la situación tanto de Venezuela como de Siria que ha generado que millones de ciudadanos huyan del hambre, la falta de recursos y las hostiles condiciones políticas que imposibilitan llevar una vida normal en sus países.

Con información de VOA