El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a atacar a parlamentarias demócratas de ascendencia extranjera, luego de una arremetida el domingo por la que fue calificado de racista.

«Cuándo pedirán perdón a nuestro país, a la gente de Israel e incluso al despacho del presidente las congresistas de la izquierda radical, por el lenguaje grosero que han usado, y las cosas terribles que han dicho», escribió Trump en Twitter.

«Muchas personas están enojadas con ellas y sus acciones horribles y repugnantes», siguió.

En su primer ataque el domingo, Trump dijo en la misma red social –sin mencionar nombres– que las representantes demócratas progresistas venían de países cuyos gobiernos son una catástrofe, y que deberían volver allí.

Demócratas en carrera por la candidatura presidencial del partido y legisladores rechazaron los mensajes, y los calificaron de racistas y xenófobos.

El año pasado, Trump calificó de países de mier** a naciones africanas, Haití y El Salvador, durante una discusión sobre inmigración. Y ha descrito varias veces las olas de migrantes como invasión.

Además, fue un destacado defensor de la teoría conspirativa de que Barack Obama no nació en territorio estadounidense y, por lo tanto, no podía ser presidente.

Los dichos del domingo fueron considerados hechos en referencia a un grupo de mujeres liberales relativamente jóvenes, que integran por primera vez la Cámara de Representantes.

Entre las supuestamente aludidas se encuentran Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York; Ilhan Omar, de Minnesota; Rashida Tlaib, de Michigan y Ayanna Pressley de Massachusetts.

«¿Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares completamente quebrados y plagados de crimen de donde provienen?», se preguntó.

Aunque siguió sin identificarlas por nombre, en otro tuit, por la noche, Trump dijo que ellas odian a Israel con una verdadera y desenfrenada pasión, en un mensaje que se podría referir a Omar y Tlaib, quienes se han visto envueltas en polémicas relacionadas con el Estado judío.

Todas, excepto una de las cuatro mujeres, nacieron en Estados Unidos. Omar huyó de la guerra en Somalia de niña e ingresó al país como refugiada.