Ellos quieren un acuerdo, ¿pero lo quiero yo?", señaló Trump en Twitter | El nuevo diario

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, anunció que se reunirá con el vice primer ministro chino, Liu He, en la Casa Blanca.

Este viernes tratarán las tensiones comerciales bilaterales, una semana antes de que entre en vigor una nueva subida de aranceles a las importaciones chinas.

«Gran día de negociaciones con China. Ellos quieren un acuerdo, ¿pero lo quiero yo?», señaló Trump en Twitter.

Su pronunciamiento se realiza después de que los jefes negociadores de ambas partes iniciasen una nueva ronda de conversaciones en Washington.

«Ambas partes tratarán de avanzar sobre las negociaciones entre funcionarios de menor rango de las pasadas semanas. Los temas de discusión incluirán la transferencia forzada de tecnología, los derechos de protección intelectual, servicios, barreras no arancelarias y garantías», dijo Stephanie Grisham, portavoz presidencial, en un comunicado.

Junto a Liu estarán por parte de Estados Unidos, el representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El encuentro se produce días antes de la nueva subida de aranceles de 25% a 30% a importaciones chinas por valor de 250.000 millones de dólares.

La medida está prevista para el 15 de octubre.

Guerra comercial

El pasado 1 de septiembre tuvo lugar el último episodio de la guerra comercial que enfrenta a Estados Unidos y China con la entrada en vigor del incremento del 10 al 15% sobre importaciones chinas por valor de 112.000 millones de dólares.

Como represalia, China puso en marcha los gravámenes de entre 5 y 10% a productos estadounidenses valorados en 75.000 millones de dólares.

Trump ha advertido que si es reelegido en las presidenciales de 2020 será «mucho más duro», a la hora de negociar un acuerdo comercial.

Wall Street recibió con optimismo el anuncio de encuentro entre Trump y Liu, y el Dow Jones de Industriales registraba un alza del 0,84 %, ante la ronda de negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China y de la que los mercados esperan soluciones a un conflicto arancelario que se alarga meses.

Las tensiones comerciales entre las dos mayores economías mundiales, desatadas Luego de la llegada de Trump a la Casa Blanca, en 2017, van más allá de las relaciones bilaterales y tienen profundas consecuencias globales.