Trump coronavirus
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla al principio de una nueva conferencia con miembros del grupo de trabajo sobre coronavirus, incluido el vicepresidente Mike Pence en la sala de prensa de Brady Press en la Casa Blanca. Foto Tasos Katopodis/Getty Images/AFP

Estados Unidos está preparado para intensificar su respuesta al nuevo coronavirus a «una escala mucho mayor» en caso de que el patógeno continúe propagándose, aseguró el miércoles el presidente Donald Trump.

«Tenemos planes para una escala mucho mayor en caso de que necesitemos eso», enfatizó Trump en rueda de prensa en la Casa Blanca.

«Tenemos hospitales en los estados que tienen habitaciones disponibles y están construyendo áreas de cuarentena donde se puede mantener a las personas de manera segura», subrayó.

Ante esto, el presidente de Estados Unidos nombró al vicepresidente Mike Pence para dirigir la respuesta del país al nuevo coronavirus.

«Voy a poner a nuestro vicepresidente Mike Pence a cargo», anuunció Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca. «Mike trabajará con los profesionales, los médicos y todos los demás que están en el equipo», añadió.

Pence habló brevemente después del anuncio.

«No tenemos mayor prioridad que la seguridad, la salud y el bienestar del pueblo estadounidense», aseguró.

Considera restricciones

Donald Trump dijo que Estados Unidos podría considerar nuevas restricciones de viaje en un momento en el que el brote del coronavirus se extiende y golpea con fuerza a países como Corea del Sur o Italia.

«En el momento adecuado podríamos hacerlo; ahora mismo no es el momento adecuado», destacó.

El presidente manifestó que un empeoramiento de los casos en Estados Unidos con respecto al coronavirus no es «inevitable». Esto, contradiciendo a los altos cargos encargados del área de salud en su gobierno.

«No creo que sea inevitable. Creo que hay una posibilidad de que empeore, una posibilidad de que empeore sustancialmente, pero nada inevitable», afirmó ante los periodistas.