Estados Unidos derribó el jueves un avión no tripulado iraní en el estrecho de Ormuz porque se acercaba peligrosamente a un navío estadounidense, dijo el presidente Donald Trump.

«El (USS) Boxer tomó una acción defensiva contra un dron iraní que se había acercado a una distancia muy, muy próxima, de unas 1.000 yardas», anunció Trump en la Casa Blanca.

«El dron fue destruido inmediatamente», señaló.

El abatimiento del avión no tripulado se produce en un momento de crecientes tensiones en la región del Golfo entre Estados Unidos e Irán. «Esta es la última de muchas acciones provocadoras y hostiles de Irán contra los buques que operan en aguas internacionales», continuó Trump.

«Estados Unidos se reserva el derecho de defender las instalaciones de su personal, y sus intereses, y exhorta a todas las naciones a condenar la libertad de navegación y el comercio mundial de Irán», apuntó.

El mandatario también hizo un llamado a otros países para que protejan sus naves en el estrecho y colaboren con Estados Unidos.

Los Guardianes de la Revolución de Irán, el ejército de élite de la república islámica, dijo el jueves que había detenido a un petrolero extranjero y a sus 12 tripulantes por presunto contrabando de combustible, tras una serie de incidentes con buques-cisterna en esta región bajo alta tensión desde hace más de dos meses.