Estados Unidos derribó el jueves un avión no tripulado iraní en el estrecho de Ormuz porque se acercaba peligrosamente a un navío estadounidense, dijo el presidente Donald Trump.

«El USS Boxer tomó una acción defensiva contra un dron iraní que se había acercado a una distancia muy, muy próxima, de unas 1.000 yardas», anunció Trump en la Casa Blanca.

«El dron fue destruido inmediatamente», señaló.

El abatimiento del avión no tripulado iraní se produce en un momento de crecientes tensiones en la región del Golfo entre Estados Unidos e Irán.

«Esta es la última de muchas acciones provocadoras y hostiles de Irán contra los buques que operan en aguas internacionales», afirmó Trump.

Añadió: «Estados Unidos se reserva el derecho de defender las instalaciones de su personal, y sus intereses, y exhorta a todas las naciones a condenar la libertad de navegación y el comercio mundial de Irán».

El mandatario también hizo un llamado a otros países para que protejan sus naves en el estrecho y trabajen con Estados Unidos.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, confirmó el incidente en un comunicado, diciendo que ocurrió a las 10H00 hora local (05H30 GMT) mientras el USS Boxer se preparaba para ingresar en el estrecho de Ormuz.

Este jueves Irán anunció que mantiene retenido «un petrolero extranjero» y a su tripulación, sospechosa de «contrabando» de combustible en el Golfo. Según los Guardianes de la Revolución, ejército de élite de la república islámica, el buque fue interceptado el domingo 14 de julio en el estrecho de Ormuz.

Las tensiones entre Teherán y Washington se han disparado desde que Trump se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015 con Irán y volvió a imponer sanciones a la república islámica.